23 C
Madrid
miércoles, junio 12, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

El uso del carsharing crece un 10% en España y espera alcanzar los cuatro millones de viajes en 2024

spot_img

La fórmula del coche compartido atraviesa por su momento de mayor popularidad en el poco tiempo que lleva entre nosotros. Esta opción de movilidad registró un crecimiento de un 10% a lo largo del pasado año, alcanzando una cifra de 3,75 millones de viajes, cuando en 2022 se cerró el ejercicio con 3,40 millones. Son datos que se desprenden del I Barómetro del Carsharing elaborado por la consultora Pons para la AVCE, la Asociación del Vehículo Compartido en España, de la que forman parte compañías como Free2Move, Getaround, GoTo-Astara, Guppy, Sharenow, Voltio, Wible y Zity by Mobilize.

Así pues, este modelo de movilidad se consolida como una opción sostenible y accesible para los ciudadanos, que valoran la facilidad que brinda en el desplazamiento a cualquier punto del centro de la ciudad, así como para el aparcamiento, como sus principales argumentos.

Con más de 1,7 millones de usuarios registrados y un total de 3.902 vehículos de uso compartido circulando por las ciudades de nuestro país, el carsharing continúa incrementando su popularidad, consiguiendo un crecimiento porcentual global de su flota de un 68,2% en los últimos cuatro años.

Un servicio que apuesta por la etiqueta 0

Este aumento de vehículos se ve respaldado por la creciente conciencia medioambiental y la búsqueda de alternativas eficientes y prácticas para la movilidad en las grandes urbes. Según se extrae de este informe, la gran mayoría de los desplazamientos se realizan en vehículos 100% eléctricos, que representan el 65% de la flota total, porcentaje que se eleva hasta el 86% si se añaden los híbridos enchufables, que también son poseedores de la etiqueta 0 de la DGT.

Esta flota, que a lo largo de 2023 ha sido capaz de superar los 30 millones de kilómetros en sus desplazamientos, no sólo es limpia, sino también segura. Se trata de vehículos que en muy contadas ocasiones superan el año y medio o los dos años de edad, por lo que además de no lanzar emisiones de CO2 a la atmósfera incluyen los últimos avances en sistemas ADAS. Cabe destacar que el 97% del total de la flota actual ofrece alerta de utilización de cinturón de seguridad en todas sus plazas, el 78,3% cuenta con detector de marcha atrás y el 70% dispone de sistema de aviso de colisión frontal y detector de señales.

Una fórmula que no sólo llega al público más joven

Está muy extendida la creencia de que son los conductores más jóvenes los que más apuestan por la modalidad de coche compartido. Y es así, pero con matices. La franja de edad de los más jóvenes, entre 18 y 24 años, no llega al 12% de los usuarios, siendo entre los de 25 y 40 años donde se concentra el mayor número, casi el 46% de ellos. Y la siguiente, la que se encuentra entre los 41 y los 55 años, es la segunda más potente, concentrando prácticamente uno de cada tres usuarios.

El carsharing garantiza la movilidad en hogares en los que no se dispone de vehículo privado, aunque el 75% de los usuarios consultados para realizar este estudio disponen en casa de, al menos, un vehículo. La creciente popularidad de estos servicios está cambiando la mentalidad de los usuarios y según los responsables de la elaboración del barómetro, el 19% de los encuestados asegura que ha se ha deshecho de su coche en propiedad o que está considerando hacerlo en un futuro a corto plazo para optar por la modalidad de coche compartido como la alternativa más interesante y económica.

Acceso, aparcamiento y emisiones, armas del carsharing

Uno de los aspectos más valorados por los usuarios de carsharing es la accesibilidad que ofrece este servicio, permitiendo llegar y aparcar de manera sencilla en cualquier punto de la ciudad de manera rápida, incluso en los centros urbanos con restricciones de acceso gracias a la etiqueta 0 o en las Zonas de Bajas Emisiones. Estas bondades se convierten en un factor determinante para muchos usuarios a la hora de optar por esta modalidad de movilidad y convertirla en su preferida.

Tras este punto, el siguiente más valorado es el compromiso con la sostenibilidad. Según este I Barómetro de Carsharing, el 97% de los consultados considera que el carsharing puede contribuir de forma significativa a mejorar la movilidad en las ciudades, mientras que el 81% asegura que el uso de este servicio contribuye a proteger el medioambiente de una manera directa, además de reducir el número de vehículos de las calles.

El carsharing se posiciona, además, como un complemento a la movilidad en las grandes ciudades. Gracias a este barómetro se puede saber que el 69% de los usuarios lo combina con transporte público colectivo, que el 40% lo hace con desplazamientos a pie, el 13% con otros servicios de sharing y el 6% con la bicicleta.

Mirando al futuro inmediato, desde AVCE se ha señalado que este año se podrían alcanzar los cuatro millones de desplazamientos, además de afirmar que se está estudiando la posibilidad de agrupar todas las plataformas en un agregador común con el que el usuario pueda realizar sus operaciones de una manera más sencilla.

Artículos reclacionados

spot_img

Últimos artículos