spot_img
11.2 C
Madrid
martes, octubre 26, 2021

Flotas, renting y vehículos de ocasión

spot_img

El repunte de las alquiladoras y el sorpaso de las energías alternativas, notas destacadas de un mercado que cae otro 15,7% en septiembre

spot_img

Los efectos todavía persistentes de la pandemia y los problemas en el suministro de vehículos por la crisis de los microchips son los dos factores principales que se esgrimen desde las asociaciones del sector para explicar esta nueva caída de las matriculaciones en el mercado de turismos español. El caso es que siguiendo la tónica de los meses anteriores, septiembre ha marcado un descenso del 15,7% sobre el mismo mes de 2020 con 59.641 unidades comercializadas, según los datos de Ideauto para Anfac, Faconauto y Ganvam.

Tras estos resultados, el acumulado de los nueve primeros meses refleja un total de 647.955 unidades, lo que supone un crecimiento de apenas el 8,8% sobre idéntico periodo del año pasado, que se convierte en un desplome del 33% en la comparativa con enero-septiembre de 2019.

Además de constatar, una vez más, la depresión que atraviesa el mercado español de vehículo nuevo, las estadísticas del noveno mes del año dejan algunas notas dignas de mención. La primera, que es el canal alquilador el único que se salva de la quema tras haber elevado sus compras un 39,6% hasta 5.373 vehículos, bien es cierto que creciendo desde la pírrica base del año anterior. En el polo opuesto los particulares, que se siguen mostrando como los más penalizados con un retroceso del 21,8% en septiembre para un total de 28.593 matriculaciones. Y entre medias las empresas, cuyas ventas se contraen un 15,3% para firmar 25.675.

Otro aspecto a tener en cuenta, y que puede suponer un punto de inflexión en nuestro mercado, es que por primera vez se imponen las unidades motorizadas con energías alternativas, esto es, eléctricos, híbridos y de gas, que alcanzan una cuota en septiembre del 41%, ligeramente por delante del 40,6% marcado por los vehículos de gasolina y a gran distancia del 18,4% de los diésel. Así, las emisiones medias de los turismos vendidos el pasado mes se quedan en 119,4 gramos de CO2 por kilómetro (WLTP), un 7% inferior a la registrada en septiembre de 2020.

Como tercer punto de interés entre los datos aportados por las asociaciones podríamos señalar el empeoramiento del mercado de comerciales ligeros, que tras haber venido marcando registros más positivos que el de turismos firma en septiembre un 30% menos que hace un año, con un total de 9.930 unidades. Eso sí, en lo que llevamos de ejercicio sus resultados son algo mejores que los de los turismos, con un repunte del 9,9% para un total de 120.053 vehículos.

Seat recupera el liderato

La española vuelve a recuperar su posición de privilegio en el ranking de marcas, aupándose en septiembre hasta la primera posición gracias a las 5.286 unidades comercializadas. Tras ella encontramos a las dos coreanas, Kia en segunda posición con 4.676 matrículas y tercera Hyundai con 4.559. Seat domina con claridad el mercado hasta septiembre, situando sus 58.673 matrículas muy lejos del alcance de Volkswagen (49.880) y Peugeot (48.512), que completan el podio.

Los honores son para el Fiat 500 cuando se analizan las entregas de septiembre. El pequeño utilitario italiano colocó en el mercado 2.177 unidades, frente a las 1.856 del Seat Arona y las 1.683 del Peugeot 2008. El español, no obstante, sigue liderando la tabla en los nueve primeros meses del año gracias a sus 17.639 entregas, destacándose por encima del Hyundai Tucson (14.874) y del Dacia Sandero (14.463).

spot_img

Artículos reclacionados

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Últimos artículos