17.7 C
Madrid
jueves, mayo 23, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

El renting aumenta su “producción” de vehículos de ocasión: inyecta un 26% más de vehículos jóvenes al mercado

spot_img

Son, junto con los operadores del rent a car, los principales “fabricantes” de vehículos jóvenes para el mercado de ocasión, lo que es sinónimo de calidad para este negocio: unidades de escasa antigüedad, en buen estado y con el mantenimiento controlado. Las empresas del renting se confirman como grandes abastecedoras del mercado de segunda mano. Y es que en lo que llevamos de año, el sector del alquiler a largo plazo está inyectando un 26% más de coches al stock disponible en el mercado de usados.

 

Las empresas de renting han registrado durante los primeros nueve meses del año cerca de 103.000 transferencias en el mercado español del VO, un número claramente superior a las realizadas durante el mismo período de 2022, cuando tan solo efectuaron 82.000, según RentingCoches.com, el portal especialista en renting de Sumauto, a partir de los datos de MSI.

 El rent a car también ha incrementado durante el mismo lapso sus aportaciones. Lo ha hecho en un 45% tras recuperar el sector su certidumbre en cuanto a la evolución de la actividad turística, aunque el volumen de unidades que aporta al mercado del VO es ciertamente inferior. De enero a septiembre su actividad en el mercado de usados ha registrado un total de 73.000 unidades transferidas.

El buen momento por el que pasan las ventas de vehículos usados procedentes del renting también se aprecia en la buena marcha de las adquisiciones de vehículos nuevos que efectúan las operadoras del sector. Tal y como ponen de manifiesto las estadísticas de la Asociación Española de Renting de Vehículos (AER), sus matriculaciones se incrementaron un 20,8% de enero a septiembre con respecto a las efectuadas en el mismo lapso de 2022.

Un buen dato también para el futuro del mercado de ocasión, cuando dentro de aproximadamente cuatro años comience a “recoger” lo sembrado por las operadoras de renting, con las finalizaciones de los contratos de arrendamiento de estos vehículos.

Vehículos de mayor precio y calidad

Además, también hay que tener en cuenta a futuro la mayor calidad del producto que llegará al mercado de ocasión para entonces, pues las operadoras de renting invirtieron un 22% más de capital en la adquisición de estos vehículos, lo que garantiza un mejor “porte” y calidad de equipamiento, respecto a la media de lo que vienen invirtiendo los particulares por sus adquisiciones.

La vuelta a la normalidad —teóricamente y salvo algunas sonadas excepciones— de las cadenas de producción y distribución, está permitiendo tanto al sector del renting como al de las alquiladoras recuperar sus tradicionales volúmenes de “producción” de vehículos usados gracias a la mayor capacidad de renovación de sus flotas que tienen las empresas. Esto permite volver a una situación parecida a la existente previamentea la pandemia y de la crisis de los componentes provocada por esta y por la situación bélica en Ucrania.

Esta recuperación está facilitando un notable incremento en la disponibilidad en cuanto a número de unidades se refiere en el mercado de vehículos nuevos, reduciendo los plazos de entrega de estos a sus nuevos propietarios y facilitando la realización de nuevos arrendamientos, lo que evita que los contratos de renting se alarguen y que el número de unidades que las operadoras recuperan y ponen a disposición del mercado de ocasión vaya en franco aumento, tal y como demuestra ese 26% más de transferencias realizadas en estos primeros nueve meses del año.

Según comenta Íñigo Breña, responsable de RentingCoches.com, “el mercado de usados de los últimos años se ha visto presionado por la falta de coches nuevos. Ahora es justo al revés. Empieza a haber stock de coche nuevo y debemos analizar cómo el mercado va a comportarse con este aumento del volumen de vehículos, sobre todo porque está funcionando mejor la demanda en el mercado de profesionales que en el de particulares”.

Algo está cambiando

Sin embargo, no todo son buenas noticias para los profesionales del mercado de ocasión, pues las circunstancias parece que también están cambiando. Breña también advierte de ello: “En breve, van a ser claves opciones como el renting de usados para dar salida al stock que va a ir llegando”, aludiendo al cada vez mayor interés que los operadores de renting tienen por explotar una “segunda vida” o período de alquiler de los coches que compran, lo que facilitaría una mayor rentabilidad de su actividad.

Impulsados por el cada vez mayor precio de venta que están teniendo los vehículos (su valor se ha incrementado en un 40% durante los últimos cinco años, frente al 15% que ha subido el IPC y el apenas 5% que lo han hecho los salarios), se acrecienta el interés por disponer de vehículos usados jóvenes y en buen estado que poder adquirir e incluso arrendar. Esto abre de facto el mayor interés de las operadoras de renting, auténticas especialistas en esto del arriendo de vehículos con servicios añadidos, por mantener en la flota sus vehículos durante más tiempo, en especial aquellos que se encuentran en un mejor estado y cuentan con un menor número de kilómetros de uso. Todo ello con un nuevo objetivo: efectuar operaciones de renting con vehículos usados.

En todo caso, quienes sí salen ganando son los clientes del mercado de ocasión, pues como bien concluye Íñigo Breña “cuantas más opciones disponibles, mejor”.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos