15.5 C
Madrid
lunes, septiembre 26, 2022

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

El RAC prevé alcanzar el 80% de la facturación prepandemia a la espera de poder comprar otros 200.000 coches

spot_img

El rent a car espera que esta próxima temporada de Semana Santa marque el punto de partida de su recuperación. Así lo ha expresado hoy en un encuentro en Madrid con los medios de comunicación Juan Luis Barahona, presidente de Feneval, la federación de las asociaciones del alquiler de vehículos, que ha avanzado que este año el sector alcanzará el 80% de la facturación prepandemia, esto es, unos 1.440 millones de euros frente a los 1.800 del ejercicio 2019, en lo que supondría, a su vez, un incremento del 60% sobre los 900 millones de 2021.

La prevista recuperación del 75% de los vuelos y el 5% que aporta el turista nacional suman ese 80% de la actividad de alquiler que estima la federación para este año, aunque para ello deberán contar con los vehículos necesarios para poder atender a sus clientes. «El sector está mal pero porque no tiene coches», ha afirmado Barahona, que ha resaltado los problemas en el suministro de vehículos frente a la buena salud financiera de las empresas del RAC gracias a las ayudas recibidas y principalmente los ERTE, junto a un verano de 2021 que resultó más animado de lo previsto inicialmente.

Los mismos coches del año pasado

El presidente de Feneval confía en que las compañías alquiladoras puedan contar con un volumen de vehículos similar al del año pasado, unos 541.000, para lo cual aún faltarían por adquirir otros 200.000 coches tras el desplome de sus matriculaciones en estos dos primeros meses del año. Aunque en su opinión «habría que ir a más, hacia los 600.000, pero no sé si lo vamos a conseguir». Registros, de todos modos, muy lejos de esa flota de cerca de 820.000 unidades que marcó el pico del sector en el año 2019 e incluso un 52% por debajo de la disponible un año después.

Sobre la previsible falta de vehículos para el RAC, Barahona ha afirmado que «nos gustaría que se mantuviera la proporción de ventas por canales», en alusión a la estrategia comercial de los fabricantes de priorizar los más rentables, principalmente el particular. «Estamos multiplicando las conversaciones con los fabricantes para tener visibilidad sobre los plazos de entrega y poder planificar las compras asegurando la disponibilidad de coches y poder satisfacer a nuestros clientes», declaraba el directivo.

Asimismo, en esta necesidad por satisfacer la demanda, las compañías están renegociando los contratos de buy-back con los fabricantes para disponer de los vehículos durante 10 meses o más, además de retrasar la venta de la flota a costa de soportar el coste financiero de la depreciación de estos coches o de recurrir a canales alternativos como la importación o el mercado de usados. Cabe recordar que Feneval ha alcanzado un acuerdo con ALD Automotive para que las empresas asociadas, especialmente aquellas que tienen menos recursos, puedan acceder al VO de mayor calidad de la operadora de renting.

Juan Luis Barahona ha aprovechado la ocasión para reivindicar la importancia del alquiler tanto en el sector del turismo como en el del automóvil: «Si faltan coches la experiencia del turista se puede resentir, y por otra parte representamos el 20% de las ventas de automóviles, por lo que si no disponemos de vehículos los concesionarios tampoco van a tener ese VO para el mes de octubre».

El principal directivo de la federación ha vuelto a reclamar una tributación con un IVA reducido del 10% que les equipare al resto del sector turístico y ha celebrado que los coches usados de una antigüedad máxima de hasta 12 meses desde su primera matriculación en España puedan beneficiarse de las ayudas del Plan Moves Flotas, si bien el requisito de prestar servicio en al menos dos comunidades autónomas deja fuera a las compañías del RAC que solo operan en las islas, lo que ha llevado a Feneval a reunirse con el Gobierno canario y a la espera de poder hacerlo con el Balear para solicitarles que amplíen de 50 a 500 el número de vehículos de una misma empresa que pueden beneficiarse de las subvenciones del Plan Moves III.

 

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos