spot_img
8.5 C
Madrid
domingo, noviembre 28, 2021

Flotas, renting y vehículos de ocasión

spot_img

El mercado de ocasión se estancará en 2022 y tendrá un déficit de 90.000 unidades de hasta cinco años

spot_img

La falta de stock que sufre el sector y que está impidiendo que se pueda atender la demanda existente de los modelos de ocasión comprendidos entre cero y cinco años provocará que el mercado de VO retrase su recuperación, llegando al punto de que con vistas al ejercicio 2022 las transferencias se estanquen muy ligeramente por debajo de los dos millones (1.997.566 de unidades) y que se agudice esa carencia de vehículo joven de menos de un lustro, con la previsión de un déficit de unas 90.000 unidades con respecto a las existentes en 2019, cuando se comercializaron 620.811 vehículos de esta franja de edad, a los que se consideró responsables del “tirón” que experimentó el vehículo de ocasión antes de la pandemia.

Tales conclusiones han sido expuestas en el transcurso del V Observatorio del VO de la Distribución Oficial que se ha celebrado hoy en Madrid, organizado por la patronal de los concesionarios, Faconauto.

En la radiografía del mercado dibujada con los datos aportados por la consultora MSI, se contempla que este año las transferencias de usados cerrarán en 1.965.930 unidades, lo que supondrá un crecimiento del 7% respecto a 2020. Por edades, los de cero a cinco años solo aumentarán sus operaciones un 0,3%, mientras que los de seis a diez crecerán un 22% y los de más de diez años lo harán un 9%.

No obstante, la ratio vehículo usado frente a vehículo nuevo se sitúa en 2,3 a 1, el nivel más alto de los últimos años, rompiendo con la cifra media habitual de nuestro mercado de automoción, que ronda históricamente 1,5 a 1. Pese a todo, estas cifras quedan lejos todavía de las que se pueden ver en otros mercados más dinámicos para el coche de ocasión, como son el francés (3,7 a 1) o el británico (4,3 a 1).

El comportamiento del mercado de ocasión está corriendo en paralelo con el de nuevo, de tal forma que el bajo nivel de matriculaciones que arrastramos en nuestro país en los dos últimos años, y que se ha acentuado por el desabastecimiento del mercado por la crisis de los microchips, está impidiendo generar el stock suficiente de los usados “jóvenes”.

Esta situación favorecerá, sin embargo, las ventas de los modelos más antiguos. Así, los de seis a diez años crecerán un 22% y los de más de diez lo harán un 10%. Estos últimos acapararán de nuevo este ejercicio el 60% de todas las transferencias, protagonizadas principalmente por el cliente particular.

Pese a todo, una de las conclusiones del Observatorio es que el vehículo de ocasión es cada vez más importante para los concesionarios, significando ya alrededor del 20% de su facturación. También se ha coincidido en señalar que la pandemia y la posterior crisis de los semiconductores está obligando a la distribución oficial a abrirse a nuevos actores para abastecerse de vehículos usados, así como a volcarse en el ecosistema online.

«Es cierto que el vehículo usado está pasando hoy por un bache, pero es el departamento de nuestros concesionarios que más recorrido tiene en el futuro, que más puede pesar en nuestros resultados y que más rentabilidad nos está dejando ya hoy, por encima del 2%. Pero, para seguir creciendo, debemos salirnos de los esquemas, abrirnos a nuevas fuentes de aprovisionamiento de vehículos para buscar más dinamismo y sobre todo volcarnos más aún en lo digital”, ha declarado Gerardo Pérez, presidente de Faconauto.

El Observatorio ha contado con Das WeltAuto, la marca de vehículos de ocasión garantizados por el Grupo Volkswagen (SEAT, Skoda, Volkswagen y Volkswagen Vehículos Comerciales), como patrocinador principal. Además, ha tenido el apoyo de BBVA Consumer Finance, BCA, coches.net, Auto1.com, Mutua Madrileña, niw.es y con el Salón del VO de Ifema.

Artículos reclacionados

- Advertisement -spot_img

Últimos artículos

- Advertisement -spot_img