spot_img
8.3 C
Madrid
lunes, diciembre 6, 2021

Flotas, renting y vehículos de ocasión

spot_img

Con un 70% de coches por suscripción en 10 años, Ganvam sitúa a los distribuidores como proveedores de estos servicios

spot_img

El 67% de los vehículos vendidos se destinarán a servicios de movilidad por suscripción en 10 años, asegura «El impacto MADE en la venta y la posventa«, informe elaborado por la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos (Ganvam) junto a Roland Berger.

Dicho estudio pronostica que las cuatro macrotendencias, movilidad, automatización, digitalización y electrificación (MADE), transformarán el modelo actual de distribución de vehículos y acelerarán la reconversión de un sector que, con 42.000 pymes y 35.000 autónomos, emplea a 347.000 trabajadores de alta cualificación y aporta 18.600 millones a las arcas del estado.

Según Ganvam, la desafección a la propiedad del consumidor digital y el avance del pago por uso transformarán las redes de distribución. Así, en menos de una década, el canal de particulares, que es el que aporta mayor rentabilidad al concesionario, quedará reducido al 25%, lo que debilitará aún más al distribuidor frente a la marca, en un vínculo ya mermado por la ausencia de un marco que regule la relación entre ambos.

El mayor peso del canal online y el aumento de las ventas directas de los fabricantes han influido en que varios grupos automovilísticos se replanteen la relación con sus redes, por lo que se hace necesaria una reconversión sectorial que compense la desintermediación y ponga el foco en los servicios adicionales asociados a la movilidad.

Empresas y empleo, en riesgo

Según Ganvam, el 40% de las empresas y el 20% de los trabajadores podrían perderse en los próximos 10 años, ya que la digitalización permite a las plataformas de movilidad operar desde cualquier lugar. Por esta razón, defiende que los distribuidores puedan convertirse en proveedores de servicios de suscripción asociados a la conectividad, como vía para compensar la pérdida de negocio derivada de este cambio de paradigma.

Señala la asociación que el 38% del parque y todos los vehículos de menos de cinco años estarán conectados en 2030, lo que derivará en nuevas oportunidades de negocio. Por ello, es imprescindible democratizar y acercar la movilidad conectada al conjunto de la ciudadanía, pues más del 82% de los conductores es proclive a conectar su vehículo para beneficiarse de sus ventajas.

De reparación a fidelización

Por otra parte, Ganvam defiende en Bruselas el acceso libre a los datos e información del automóvil, ahora monopolizado por las marcas, con el objetivo de que toda la cadena de valor, oficial e independiente, dispongan de información transparente sobre los patrones de consumo, que favorezca una mayor oferta de servicios y, por tanto, precios más competitivos, lo que revierte en el consumidor.

Así pues, la gestión del dato será clave para reconvertir la posventa en un departamento de fidelización, acorde a la nueva realidad de mercado, en un contexto en el que la electrificación reduce los pasos por el taller y el avance de la tecnología disminuye la siniestralidad, pudiendo llegar a neutralizarla por completo con el coche autónomo.

Por otro lado, el informe asegura que, si bien el auge de la movilidad por suscripción desplazará las compras de automóviles nuevos por parte de particulares hacia las flotas y empresas, también traerá el abaratamiento de los servicios de movilidad compartida como consecuencia de una mayor tasa de utilización de los vehículos, lo que tendrá un impacto positivo en la posventa.

Además, este aumento de la movilidad compartida, en la que los vehículos tienen una alta tasa de renovación, mejorará la calidad del mercado de ocasión, ampliando la oferta de modelos jóvenes y aumentando el protagonismo del vendedor profesional sobre el particular.

Artículos reclacionados

- Advertisement -spot_img

Últimos artículos

- Advertisement -spot_img