15 C
Madrid
domingo, mayo 26, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

El Gobierno negocia con Bruselas su «cambio de opinión» sobre la implantación de peajes en las autovías

spot_img

“Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo”, dice el refranero español. Al presidente del Gobierno le pillaron ante las cámaras durante el pasado debate electoral en una mentira flagrante con el tema de la imposición de pago de peajes en las autovías españolas a partir de 2024. Ahora, el Gobierno maniobra rápidamente ante Bruselas para efectuar “un cambio de opinión” que permita al presidente lavar su imagen y evitar una medida que, claramente, se ha visto que es totalmente impopular.

El patinazo del presidente Sánchez ha provocado la rápida reacción del Gobierno ante la Comisión Europea para evitar, en la medida de lo posible, que en 2024 los españoles paguemos peaje por el uso de nuestras autovías. Según la Comisión, el Gobierno negocia con Bruselas la eliminación de tan impopular medida… y parece que sus intenciones progresan “satisfactoriamente”.

Según ha confirmado la Comisión Europea, el Ejecutivo comunitario continúa evaluando las propuestas al respecto remitidas por el Gobierno español para tratar de eliminar su idea de forzarnos a pagar una nueva tasa adicional por desplazarnos por unas autopistas y autovías —que ya hemos pagado, cuyo mantenimiento pagamos todos los años y por cuyo uso ahora también quieren cobrarnos— y cambiarla por algún otro tipo de compromiso que aún no ha sido dado a conocer públicamente.

Aún se está negociando

Por su parte, desde el Gobierno español indican que aún se están cerrando los últimos flecos de la negociación iniciada por este tema con el organismo europeo para eliminar de manera definitiva el compromiso prometido a Bruselas de que los españoles pagaríamos una tasa por el uso de nuestras autovías a partir del próximo año 2024.

“Se ha avanzado mucho y de forma satisfactoria, y se están manteniendo conversaciones constructivas con las autoridades españolas con vistas a finalizar la evaluación lo antes posible”, ha confirmado Veerle Nuyts, la portavoz de Economía de la Comisión Europea, en una reciente rueda de prensa en la que también recordó que dicha evaluación se comunicará junto con la conclusión de la revisión que la Comisión está efectuando del plan económico que deberá movilizar 94.000 millones de euros adicionales para España procedentes de la Unión Europea para apoyar nuestra economía.

Tras la polémica generada durante el debate electoral con la negativa del presidente Sánchez a la afirmación del líder de la oposición sobre la implantación de peajes en nuestras vías de alta capacidad que el Gobierno había propuesto a Bruselas como parte del plan económico a partir de 2024, desde Bruselas confirmaron que tal medida figuraba entre las propuestas del Ejecutivo español remitidas en el Plan de Recuperación de la economía española y que, en su día, fueron aprobadas en Bruselas tanto por la Comisión Europea como por los Estados miembros en el Parlamento Europeo. Una tasa que, en concreto, aparecía ligada al desembolso del quinto tramo de las ayudas de la Unión, que contempla la entrega de más de 8.000 millones de euros a nuestro país.

Optimismo ante las alternativas presentadas

El pasado martes, Raquel Sánchez, ministra de Transportes en funciones, manifestaba para justificar el “cambio de opinión” del Gobierno con respecto a la implantación de los peajes, que “las condiciones que se daban en el momento en que se presentó la medida no son las mismas que rigen en la actualidad”. De ahí las nuevas negociaciones para tratar de evitar su imposición.

Según la ministra, hay que ser “optimistas” respecto del resultado final de las negociaciones que Bruselas ha reconocido mantener con el Gobierno español. “La Comisión está analizando nuestro planteamiento —decía Sánchez— y hay una visión compartida que nos permite ser optimistas, si bien aún no tenemos una respuesta oficial de la Comisión”.

En todo caso, la recaudación que el Gobierno español esperaba obtener a partir de los peajes deberá obtenerse de alguna otra manera para compensar favorablemente las cuentas, dado que si una de las medidas aprobadas por Bruselas se suprime sin presentar alternativas validadas por las autoridades comunitarias, ello podría suponer una importante merma en los fondos que la Unión va a dedicar a nuestro país.

Por ello, el Gobierno español ya ha presentado a la Comisión Europea una serie de “propuestas alternativas” con las que “reforzar” otras medidas ya aplicadas. Sánchez también quiso poner de relieve los esfuerzos del Gobierno por incentivar el transporte público y ferroviario como base para la propuesta en su día de implantar nuevos peajes en nuestro país.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos