spot_img
8 C
Madrid
domingo, enero 23, 2022

Flotas, renting y vehículos de ocasión

spot_img

El coste de un vehículo eléctrico se compensa antes que el de un híbrido enchufable, según OCU

spot_img
spot_img

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha llevado a cabo una comparativa de costes entre un vehículo eléctrico puro y sus versiones híbrida de combustión e híbrida enchufable, y ha comprobado que la primera es la más económica a partir de 100.000 km recorridos. Para los cálculos, la organización ha tenido en cuenta las ayudas del Plan Moves III, que suponen hasta 7.000 euros de descuento en el precio de compra, siempre que el vehículo cueste por debajo de 45.000 euros antes de impuestos o 54.450 euros con IVA. El análisis señala que el híbrido enchufable compensa a partir de los 140.000 km recorridos, ya que el ahorro es menor que con los eléctricos, pues solo se produce durante 40 o 50 km.

Añade OCU que esta economía de uso se mantiene a pesar de las últimas subidas del coste de la electricidad, que ha encarecido en 257 euros la recarga anual, y añade como ventaja adicional que el coche 100% eléctrico contribuye a reducir la contaminación.

Actualmente, en el mercado solo pueden aprovechar las ventajas del distintivo 0 de la DGT los modelos eléctricos, los de autonomía extendida y los híbridos enchufables con una autonomía mínima de 40 km, así como los de pila de combustible. Entre las ventajas de estos vehículos figuran el acceso libre a las zonas de bajas emisiones, que se van a ir implantando en todas las ciudades de más de 50.000 habitantes, además de la exención del impuesto de matriculación y del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica o el aparcamiento gratuito en estacionamientos regulados.

Recarga en casa y en horario valle

Continúa el análisis de OCU asegurando que los coches 100% eléctricos y los híbridos enchufables son recomendables siempre que puedan cargarse en casa en horario valle, cuando la electricidad es más barata, y si no van a hacerse muchos viajes largos. Los cargadores de hogar pueden instalarse fácilmente en una cochera individual y también en garajes comunitarios (la comunidad de propietarios no puede oponerse, pero resulta algo más complicado).

La ventaja de los híbridos enchufables es que pueden funcionar también con gasolina o gasoil, lo que facilita hacer recorridos más largos sin necesidad de recargarlos, pero encarece su coste de uso pues su mantenimiento es más caro. En cualquier caso, los costes de uso de los coches eléctricos y de los híbridos enchufables, si se conducen en modo eléctrico, son muy bajos, pero su precio de compra es algo más elevado que el de otros modelos. De hecho, recargar el coche por la noche con tarifa PVPC cuesta 2,66 euros cada 100 km, mientras que para recorrer la misma distancia en un coche de gasolina se exigen 10,6 euros y 8,3 con un diésel.

Bien distinto es si la recarga se hace fuera del hogar, ya que en las redes de recarga rápida los precios se elevan bastante y el uso de algunas apps de pago las encarecen aún más. Entre las redes más caras destaca la de Ionity, cuyas tarifas casi duplican a las de otras redes, aunque bien es cierto que se trata de una red de cargadores muy rápidos y, además, sus precios pueden reducirse a la mitad al ser usuario habitual y pagar una suscripción de cuatro euros al mes a través de su aplicación.

Aunque el uso de coches eléctricos y recargables tiene muchas ventajas, OCU considera que todavía faltan electrolineras, lo cual supone un serio inconveniente. Dentro de los municipios apenas hay estaciones de recarga públicas con precios razonables que eviten la necesidad de tener una plaza de aparcamiento propia para poder cargar el coche. Y más importante, en las carreteras: salvo en nacionales y autopistas, no hay electrolineras de carga rápida cada 50 km, tal y como sería deseable para garantizar los viajes con este tipo de vehículos. Los consumidores europeos han presentado sus peticiones para que las redes de recarga se extiendan y cumplan ciertos requisitos.

Ioniq y e-2008, los mejores para OCU

Entre los 25 modelos 100% eléctricos analizados por la organización de usuarios destacan dos por su buena relación calidad-precio, ya que se pueden comprar por menos de 35.000 euros y aprovechar la subvención del Moves III. Son el Hyundai Ioniq eléctrico, que cuesta 34.210 euros y con las ayudas se rebaja a 27.210, y el Peugeot e-2008, cuya tarifa es de 32.650 euros y se queda en 25.650 con el Moves.

Del primero, con 136 CV de potencia, 3,2 euros/100 km de consumo medio homologado y 240 km de autonomía, la OCU destaca su consumo de electricidad muy bajo y su precio ajustado. Del francés, con 136 CV, 4,0 euros/100 km y autonomía de 230 km, la organización de consumidores resalta su amplitud y buena iluminación.

Artículos reclacionados

Últimos artículos