19.4 C
Madrid
miércoles, mayo 29, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

El Gobierno aprueba la prórroga del MOVES III por siete meses y evita su cancelación a final de año

spot_img

El Consejo de Ministros ha aprobado mediante un Real Decreto la prórroga hasta el próximo 31 de julio de 2024 del programa de incentivos para la movilidad eléctrica MOVES III. De esta manera, el Gobierno en funciones extiende durante otros siete meses la vigencia del plan de ayudas y evita así, al menos hasta el próximo verano, el vencimiento del mismo y la finalización de las subvenciones que, de no producirse la citada prórroga, habrían acabado con el plan el próximo 31 de diciembre.

Con esta medida, el sector del automóvil español toma aire y vuelve a respirar con meridiana claridad al menos por otros siete meses, dada la importancia que de cara a las matriculaciones de nuevos vehículos cero emisiones tiene el citado Plan MOVES III. La aprobación de la prórroga permite mantener de manera sostenida el apoyo a la electrificación del transporte y facilita que hasta el próximo período estival, uno de los momentos pico que anualmente se producen en las matriculaciones de automóviles, los consumidores españoles puedan acceder a ayudas que faciliten y abaraten sus compras de nuevos vehículos sostenibles.

La prórroga del Plan MOVES III seguirá estando gestionada por el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE) —organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO)— y por las distintas comunidades autónomas, que son las responsables de la distribución final de las ayudas a los beneficiarios.

Más de 250.000 solicitudes de ayuda

Dotado con 1.200 millones de euros, tras las dos ampliaciones presupuestarias que el plan ha tenido debido al elevado número de solicitudes recibidas, el MOVES III se enmarca en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) del Gobierno de España con el objetivo de fomentar la compra de vehículos eléctricos y la instalación de puntos de recarga. EL PRTR buscaba en su articulado alcanzar un total de 238.000 peticiones de ayuda con estos mismos fines durante 2023. A día de hoy, son ya más de 250.000 las solicitudes de ayudas que se han registrado y aún quedan por adjudicar unos 290 millones de euros del presupuesto para seguir atendiendo la demanda existente.

El objetivo que el Gobierno Español se plantea con el mantenimiento del plan es el de seguir fomentando las matriculaciones de vehículos eléctricos y la instalación de puntos de carga de acceso público-privado en nuestras calles y carreteras a fin de avanzar en la electrificación del transporte y lograr disponer de al menos 5,5 millones de vehículos eléctricos circulando por nuestro país en 2030.

La prórroga aprobada por el Congreso de Ministros también introduce algunos cambios en las bases reguladoras del programa, cambios que se derivan de la modificación del Reglamento General de Exención por Categorías incluida en el Reglamento UE 2023/2015 y cuya adaptación ha de realizarse, por tanto, antes del próximo 31 de diciembre para que entren formalmente en vigor a partir del día 1 de enero de 2024.

Empresas: límite presupuestario de 150 millones por programa

En principio, las modificaciones introducidas no afectan ni a los particulares ni a los autónomos, así como tampoco a comunidades de propietarios o a las administraciones públicas que adquieran un vehículo eléctrico. Estas modificaciones europeas limitan a 150 millones de euros el presupuesto anual que puede adscribirse a cada uno de los programas de ayuda específicos para empresas que hay habilitados y exigen que los puntos de recarga que estas instalen cuenten con potencias de hasta 22 kW y con funcionalidades inteligentes. En total, se calcula que los cambios introducidos afectarán en la práctica a algo menos del 2% de los expedientes de solicitudes de ayuda que se presentan.

Si contemplamos todos los planes de ayuda a la movilidad eléctrica que el Plan MOVES ha protagonizado, hasta la fecha, y sumando los MOVES II y III, el MOVES Flotas y el MOVES Singulares, han cursado convocatorias de ayuda por valor de 1.500 millones de euros con cargo al PRTR. Y, adicionalmente, se ha aprobado —durante el pasado mes de junio— una deducción fiscal por valor de hasta un máximo del 15 por ciento en las declaraciones del IRPF relativas a las inversiones realizadas en vehículos eléctricos o puntos de recarga que igualmente son compatibles con las que los declarantes reciben del MOVES III.

Respecto de la prórroga del plan, la Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automóviles (Faconauto) se ha pronunciado al respecto. Según el comunicado emitido, la patronal de los concesionarios españoles considera que “la renovación del MOVES III dará certidumbre a los compradores y, sobre todo, evitará que se pare un mercado de vehículos eléctricos que, en nuestro país, está lejos de alcanzar los niveles que necesitamos” para transformar nuestro parque de vehículos.

Buena medida, aunque insuficiente

Pese a la prórroga instaurada, los dirigentes de Faconauto no pierden la esperanza e insisten en su tesis de que el “Ejecutivo tendrá que trabajar desde el principio con el sector para poner en marcha puntos de mejora de futuras reediciones del MOVES, en particular, que el comprador se lleve el descuento en factura o ayudar a las comunidades autónomas a mejorar su gestión, así como otras medidas que la citada federación viene proponiendo para avanzar en la descarbonización de la movilidad”.

Por su parte, desde la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles (Anfac), “se valora muy positivamente esta decisión del Gobierno de prorrogar hasta el próximo 31 de julio de 2024 el programa de incentivos para la movilidad eléctrica MOVES III”. Una medida largamente solicitada desde la patronal que viene a “evitar paralizar las ventas de vehículos electrificados el próximo 31 de diciembre” y que es clave para que “los planes de ayuda a la compra tengan continuidad”, comentan desde la asociación.

En todo caso, desde Anfac se recuerda que es necesario “seguir trabajando para mejorar la eficacia de los futuros planes —algo prioritario de cara a 2024— y conseguir que las ayudas se cobren en el momento de la compra” y no 18 meses después como viene sucediendo en muchos de los casos. Los fabricantes consideran que este último es un factor clave “que daría un empujón a las ventas de vehículos electrificados” si realmente se llegara a solucionar.

Incluir eléctricos de hasta tres años

Desde Ganvam, la Asociación de Vendedores y Reparadores de Vehículos, también se valora de manera positiva la prórroga del MOVES III hasta el 31 de julio de 2024, aunque igualmente lamenta la “oportunidad perdida” de recuperar la tramitación de las ayudas desde el punto de venta para aumentar así la eficacia de las mismas.

Ganvam insiste en la “necesidad de dinamizar la demanda y convertir la movilidad eficiente en una opción asequible para todos los ciudadanos” y que para ello “es preciso mejorar la eficacia de los planes de ayuda” existentes. Entre las variaciones que la asociación propone se contempla la inclusión de ayudas para la compra de vehículos eléctricos de hasta tres años de edad como medida para favorecer a las rentas más ajustadas en su transición hacia la descarbonización de la movilidad.

Incentivar la demanda, sigue sin solución

Por último, desde la Asociación Española de Renting de Vehículos (AER), su presidente, José Martín Castro Acebes, valora especialmente la aprobación de la prórroga: “Que no se interrumpa el flujo actual de subvenciones es una buena noticia, especialmente en un momento como el presente en el que el mercado se encuentra en una fase de sólida recuperación”.

Sin embargo, y al igual que el resto de asociaciones del sector del automóvil, desde la AER también indican que “la prórroga del Plan MOVES III no resuelve el problema de la incentivación de la demanda, que sigue sin ser óptima”. Según Castro Acebes, “esta es una de las carencias más importantes de los distintos programas MOVES, porque la ausencia de una fecha límite para el desembolso de las ayudas por las CC.AA. impide que las subvenciones se puedan percibir justo en el momento de la adquisición del vehículo, que es justo cuando las necesitan los clientes”.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos