8 C
Madrid
sábado, marzo 2, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Ebro completa su primera ronda de financiación y avanza en sus conversaciones con Chery para producir en Zona Franca

El retorno de la firma automovilística española EBRO a labores de producción automotriz sigue avanzando con paso firme, según el último comunicado emitido por la compañía, en el que se anuncia el cumplimiento del plan de negocio diseñado para su renacimiento, esta vez como fabricante de vehículos cien por cien eléctricos.

La renacida compañía automotriz española ha completado con éxito el cierre de su primera ronda de financiación por un importe de 20 millones de euros a través de Andbank España. La compañía ya ha escriturado una primera fase de 16 millones de euros, que se completará antes de finales de año con otra por valor de cuatro millones de euros.

La operación ha supuesto la entrada en el capital de EV Motors, empresa matriz de EBRO de más de 70 inversores institucionales, cualificados y family office. Esta primera ronda de financiación está destinada a cubrir la ingeniería de los modelos que EBRO prevé producir en la antigua planta de Nissan en Zona Franca en Barcelona.

“El cierre de esta ronda de financiación es una muestra más de la atracción que supone este proyecto para los inversores, pero también para las instituciones que creen en la reindustrialización de España en general y concretamente en la reactivación de la actividad en la antigua planta de Nissan en la Zona Franca”, destacó Pedro Calef, CEO de EBRO.

EBRO anuncia igualmente para 2024 el inicio de una segunda ronda de financiación con la que completar el capital necesario establecido en el plan de negocio que se ha diseñado para relanzar la marca. El capital levantado con la primera ronda está previsto destinarlo a financiar la ingeniería de los nuevos modelos EBRO que se producirán en la antigua factoría de Nissan en la Zona Franca de Barcelona, concretamente un pick up (una versión del antiguo Nissan Navara transformada a EBRO) y una minivan, ambas impulsadas por motores cien por cien eléctricos. También se destinará parte a financiar el desarrollo del D-Hub, una colaboración estratégica en la que EBRO colabora conjuntamente a través de su matriz EV Motors.

Completar la ronda de financiación supone aportar tranquilidad a la marcha del proyecto, especialmente tras los recientes anuncios de quiebra de otros similares presentados por distintos compañías automotrices debido a las tensiones y dificultades que tanto los elevados tipos de interés como los precios de las materias primas están generando. Esta misma semana, uno de los proyectos aparentemente más sólidos, el del fabricante sueco de camiones eléctricos Volta Trucks, anunciaba su quiebra.

Tras superar la primera fase de financiación, EBRO está centrada ahora en cerrar distintos acuerdos con el fabricante chino Chery, marca con la cual mantiene negociaciones muy avanzadas para la producción de sus vehículos destinados a los mercados europeos, también en las antiguas instalaciones de la factoría de Nissan en Zona Franca. Conversaciones que, según indica el comunicado de la marca, “avanzan a muy buen ritmo”.

Esta próxima semana, la marca china mantendrá un encuentro con el consejero de Empresa de la Generalitat de Cataluña, Roger Torrent, quien acude al mismo para terminar de convencer al fabricante oriental de que se decida positivamente a invertir en el proyecto. El protocolo de intenciones firmado en su día entre EBRO, la Generalitat y el fabricante asiático preveía una producción anual de hasta 50.000 unidades de Chery en Barcelona.

Por otra parte, con la consecución de estos primeros 20 millones de financiación, EBRO espera poder desbloquear parte de los 65 millones que en su día el Ministerio de Industria otorgó a través de los fondos del PERTE VEC al proyecto planteado del Hub de automoción en Zona Franca, fondos que están a la espera de que tanto EBRO como QEV Technologies presenten las inversiones privadas necesarias para iniciar sus planes de producción, entre los cuales también se encuentra el acometer la puesta en marcha de las líneas de fabricación destinada a las furgonetas Zeroid.

El renacimiento de la marca EBRO también cuenta, gracias a los fondos levantados durante esta primera fase de financiación, con la progresiva contratación de antiguos trabajadores de la factoría de Nissan en Zona Franca, muchos de los cuales ya están a punto de agotar sus prestaciones por desempleo. En principio, los planes de la nueva empresa pasaban por la contratación directa de hasta 150 de ellos con destino a cubrir puestos en las áreas de administración, comercial y marketing.

De confirmarse esas contrataciones, sería una buena noticia, especialmente de cara a la posición que los sindicatos mantienen con respecto al ritmo de los distintos proyectos de reindustrialización que tienen que solventar la pérdida de empleos generada en la industria tras el cierre de la planta de Nissan en Barcelona.

Curiosamente, el anuncio de EBRO del cierre de su ronda de financiación se produce justo cuando sus directivos, conjuntamente con los de otras empresas involucradas en la reindustrialización de la Zona Franca, como son Silence, Goodman o QEV, entre otras, han tenido que dar explicaciones ante los sindicatos por los retrasos acumulados en el cumplimiento de los planes industriales y de recolocación de trabajadores previstos en los acuerdos firmados en su día.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos