19.4 C
Madrid
miércoles, mayo 29, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Cupra Born Challenge: conducción eficiente para superar los 700 km de autonomía

spot_img

Con sus diferentes modelos, todos ellos con una imagen muy dinámica y un carácter muy deportivo, Cupra está logrando unas cifras de ventas realmente buenas, e incluso podríamos decir que superando las expectativas de la marca. Desde su lanzamiento en 2018, la nueva firma española ha conseguido vender más de 400.000 unidades, un éxito que no va sino en aumento. Basta decir que en 2020 comercializó 2.600 unidades y que en 2022 elevó este registro hasta los 13.500 vehículos, un 54% más; pero aún mejor, en lo que llevamos de 2023 sus entregas sobrepasan las 14.250 unidades.

El principal responsable de estos hitos es el Formentor, que ya ha logrado seducir a más de 9.000 usuarios, seguido del León, con 4.343 unidades matriculadas, y cerrando el podio el Born, su utilitario cero emisiones y primer modelo con esta tecnología de la marca, que acumula un total de 745 unidades vendidas. En Cupra son optimistas y con la llegada de nuevos modelos como el Tavascan, el Terramar o el Raval confían en seguir incrementando su cuota de mercado.

Modelos sugerentes, pero también eficientes

Para demostrar que más allá de esa imagen dinámica y carácter deportivo sus coches son también eficientes y parcos en consumo, Cupra ha lanzado un reto muy interesante con la primera edición de la Cupra Born Challenge, una competición en la que participaron más de 120 periodistas especializados a los mandos del Cupra Born eBoost Pack & Battery Pack, modelo cero emisiones con 231 CV (170 kW) de potencia y una batería con una capacidad de 77 kWh que homologa una autonomía de 545 km y un consumo medio de 15,8 kWh/100 km.

El reto era conseguir el menor consumo posible en un recorrido de 116 km por los alrededores de Madrid y en todo tipo de carreteras. Para que los datos obtenidos fueran lo más fiables posible y que todos los participantes respetaran las normas establecidas, la prueba fue controlada por los organizadores de los Eco Rallyes puntuables para el Campeonato de España de Energías Alternativas.

A lo largo de diferentes jornadas los periodistas se fueron alternando al volante de 10 unidades del Born con las especificaciones seleccionadas por la marca. Estos coches iniciaron la prueba con un 80% de la capacidad de la batería, un porcentaje más que suficiente para afrontar los 116 km establecidos de recorrido, y todos ellos con las mismas presiones de neumáticos. El reglamento particular de esta competición establecía, además, que los equipos debían estar compuestos por dos integrantes y una parada obligatoria a mitad de recorrido para cambiar de conductor. Asimismo, se fijaba un tiempo máximo de dos horas para completar esos 116 km, por lo que había que marcar un buen ritmo y en los tramos de autovía, para no comprometer la seguridad, se debía circular, como mínimo, a 90 km/h.

Conducción eficiente

Antes de iniciar la competición se trasladaron a los participantes una serie de indicaciones para ayudarles reducir el consumo lo máximo posible. Hay que decir que en una conducción real es posible bajar el gasto energético sin aplicar algunas de ellas, pero como en este caso se trataba de una competición era obligatorio aplicarlas al máximo para quedar clasificados lo mejor posible.

La más extrema de todas es no conectar el climatizador, que es el elemento que más electricidad consume, y circular con las ventanillas subidas para mejorar la aerodinámica, un verdadero inconveniente al ser la temperatura ambiente el día de la prueba de más de 30 grados, por lo que tocó sudar un poco. También hay que desconectar todos los elementos que consuman electricidad y con el coche ya en marcha hay que elegir el modo de conducción más económico -en el caso del Cupra Born se denomina Range y se impone sobre todo la suavidad-, intentar no superar el 30% del recorrido del acelerador y anticiparse a las condiciones del trafico y de la carretera.

Al final, tras afrontar un recorrido con desniveles muy acusados en ocasiones, en los que fue fundamental aprovechar las bajadas para recuperar energía, el equipo vencedor consiguió un gasto de 12,32 kWh para cubrir los 116 km del recorrido establecido, lo que supone un consumo medio de 10,62 kWh/100km, muy lejano del homologado por la marca, que recordamos es de 15,8 kWh/100 km.

Con tal nivel de eficiencia al volante y con la batería cargada al 100%, podríamos realizar al volante de este urbano eléctrico hasta 725 km. No obstante, en condiciones de conducción reales va a resultar muy complicado obtener este resultado, aunque sí que es posible, aplicando algunas de las medidas mencionadas, aumentar de manera notable la autonomía de la batería, especialmente en una utilización urbana, en la que podremos aprovechar en mayor medida los momentos de inercia.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos