27.2 C
Madrid
viernes, junio 21, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Consejos de conducción y mantenimiento de ALD Automotive ante las tormentas de verano

spot_img

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha alertado de una Dana subtropical durante el último fin de semana de agosto, que traerá fuertes tormentas e intensas lluvias a diversas zonas de España, entre las que se encuentran Barcelona, Lérida, Gerona, Huesca, Valencia, Soria, Teruel, Zaragoza, Tarragona y Castellón.

Son tormentas que descargan mucha agua en muy poco tiempo y que suelen venir acompañadas de rayos, truenos e incluso granizo, por lo que ALD Automotive aporta una serie de consejos, tanto de conducción como de mantenimiento del automóvil, para saber cómo reaccionar y cómo aumentar la seguridad y minimizar los riesgos al volante.

En primer lugar, cuando comienza a llover, además de reducir la velocidad, uno de los aspectos más importantes es mantener una buena visibilidad de la carretera. Para ello, es necesario que las escobillas limpiaparabrisas, la luna delantera, el aire acondicionado y el sistema de iluminación se encuentren en perfecto estado.

Respecto a las escobillas, aunque pudiera parecer que cuando llega el calor no son necesarias, es importante revisarlas de cara al verano, tanto por las tormentas como por el calor, ya que el caucho, al entrar en contacto con la luna caliente, se deteriora más y pierde sus propiedades, lo que provoca una limpieza incorrecta y empeora la visibilidad, amén de hacer mayor ruido al deslizar sobre la luna.

En cuanto al parabrisas, es necesario que esté en condiciones óptimas, para lo que es preciso comprobar que no hay ninguna rotura y mantener el cristal lo más limpio posible, lo que contribuirá a una máxima visibilidad posible en caso de tormenta o cualquier otra situación.

Aire acondicionado y luces

El aire acondicionado desempeña una función esencial en la visibilidad del vehículo, pues crea una corriente de aire que desempaña los cristales en caso de intensas tormentas y cambios bruscos de temperatura, mientras que tener un buen sistema de alumbrado permite ver mejor y ser visto, sobre todo porque las tormentas descargan mucha agua en muy poco tiempo y forman cortinas que dificultan la visibilidad a muy corta distancia.

Comprobar que todas las luces funcionan, incluidas las antiniebla, es la mejor manera de prevenir un percance en caso de tormenta. Si la falta de visibilidad es completa, lo recomendable es detener el coche en un lugar seguro y señalizarlo adecuadamente con el sistema de luces.

Igualmente, con el asfalto mojado es importante contar con un buen sistema de frenado y asegurarse de que los neumáticos están en condiciones óptimas, con la presión adecuada y la banda de rodadura en buen estado, para evitar, en la medida de lo posible, la pérdida de adherencia. Si ello ocurriera por las balsas de agua de la carretera y se produjera aquaplaning, se debe mantener el volante firme y recto y evitar pisar el embrague.

Por otra parte, es importante saber que el vehículo es uno de los lugares más seguros para pasar una tormenta eléctrica, ya que en caso de ser alcanzado por un rayo el efecto «jaula de Faraday» conduce la electricidad por las superficies metálicas exteriores sin entrar al interior y descargándose en el suelo. No obstante, la cantidad de agua descargada en la tormenta y la fuerza con la que lo hace puede entrañar riesgos, por eso, con todos los elementos del vehículo en buen estado solo queda mantener la calma y realizar una conducción responsable y segura.

Artículos reclacionados

spot_img

Últimos artículos