23 C
Madrid
miércoles, junio 12, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Conductores, un bien escaso: el 62% de las empresas europeas de transporte, en problemas para cubrir vacantes

spot_img

La escasez de conductores de vehículos de transporte comienza a dejarse notar. Según un informe elaborado por la Organización Internacional para el Transporte por Carretera, (IRU), el sector europeo del transporte por carretera no consigue atraer a nuevos conductores y las empresas comienzan a notarlo a la hora de cubrir las bajas y vacantes que se dan en sus plantillas.

Según los datos del informe, en 2023  las vacantes ofertadas para conductor de camiones se elevaron en un 7%, lo que significa que un total de 233.000 puestos de trabajo de los 3,2 millones conductores de camión existentes en loa países de la Unión Europea, más Noruega y el Reino Unido, quedaron vacantes, sin nadie que pudiera o quisiera desempeñar tal empleo.

Escasez crónica en ascenso

El estudio elaborado por la IRU tiene como principal objetivo conocer las razones por las cuales el oficio de camionero ya no seduce a nuevos trabajadores. El informe ofrece datos a escala tanto regional como nacional e internacional sobre la escasez crónica que viene padeciendo el sector en los últimos años, al tiempo que analiza las posibles tendencias económicas que están incidiendo en el sector y provocado esta importante falta de relevo en los puestos de trabajo ya existentes.

Tendencias económicas, sociales, laborales y demográficas inciden e influyen negativamente para que se produzca esta importante escasez de conductores, y a la vez que crean fuertes barreras de entrada que provocan para que estos accedan al sector. Barreras de entrada como los crecientes obstáculos legislativos, los importantes retos económicos y de calidad de vida que se vienen produciendo en los últimos tiempos.

Según la encuesta elaborada, nada menos que el 62% de las empresas europeas de transporte de mercancías por carretera tienen dificultades graves o muy graves para poder cubrir los puestos vacantes de conductor para sus vehículos. De hecho, incluso el 32 % de estas empresas están padeciendo dificultades muy graves y otro 30 % las llegó a calificar de graves.

Para el 38%, un problema que se puede resolver

Además, para el 21% de las empresas que buscan conductores, esta situación actualmente presenta una dificultad moderada de poder resolverse y un 6% considera que la problemática es mínima pese a todo. Tan sólo el 11 % de las empresas encuestadas consideran que la situación no presenta ninguna dificultad..

Según los técnicos de la IRU que han elaborado la encuesta. Las posiciones no cubiertas en el caso de los transportistas españoles sumaron un total de 30.000 puestos de trabajo, cantidad que igualmente equivale a un 7% de plazas sin ocupar, un porcentaje igual al que se produce en el conjunto de Europa, aunque en este caso referido a las 233.000 vacantes antes mencionadas.

El caso de España es muy similar al que también se está dando en otros países europeos de nuestro entorno, siendo Estonia y Eslovaquia los países donde se están produciendo un mayor número de vacantes de sin cubrir.

2030: faltarán 730.000 conductores

Según los cálculos de la IRU, si no se adoptan medidas para evitar esta situación, se prevé que la cifra de puestos de trabajo de conductor vacantes en Europa se vaya elevando progresivamente hasta alcanzar las 730.000 antes de finalizar la presente década, hecho que se produciría simplemente por el natural proceso de jubilaciones que el sector debe afrontar en dicho período.

El informe consta de 107 páginas y está disponible en la página web de la Organización Internacional del Transporte por Carretera (https://www.iru.org/resources/iru-library/europe-truck-driver-shortage-report-2023) donde se puede adquirir desde 2.500 CHF la versión europea y 1800 CHF la que contempla el mismo problema a escala global.

En todo caso, la situación se torna especialmente preocupante si tenemos en cuenta que el Índice Europeo de Tarifas del Transporte por Carretera para Europa muestra que las correspondientes al primer trimestre de este año 2024 han caído 8,2 puntos en sus valores interanuales hasta situarse en 123,9 puntos. La caída se ha producido tanto en el mercado al contado como en el de los contratos, aunque en este último caso se ha ralentizado únicamente cayendo un 1,0 puntos en su comparación interanual.

Situación que complica la situación tanto para las empresas como para los conductores, pues en el caso de las primeras, la mitad de los operadores de camiones europeos no pueden expandirse debido a la fuerte escasez existente, a la reducción de la productividad también para casi 50 % de las empresas y una disminución de los ingresos para el 39 por ciento.

Profesión envejecida: sólo 5% menores de 25 años

La profesión de camionero tiene una población que envejece, en la que la edad promedio de los conductores ya supera los 47 años de media, con un tercio de los camioneros con más de 55 años de edad (se espera que se jubilen todos durante estos próximos diez años, mientras que tan sólo menos del 5% tienen  menos de 25 años de edad.

Más del 70% de las empresas europeas de transporte ya están aplicando medidas tanto para atraer nuevos conductores a su flota como para retener a los que ya tienen. Así, más de la mitad de los operadores ofrecen recompensas por desempeño y han aumentado (pese al recorte de los ingresos) los salarios que ofrecen.

En promedio, en Europa el salario bruto de un camionero es un 55 % más alto que el salario mínimo nacional, llegando incluso a suponer hasta el 133 % en el caso de los Países Bajos, Otras medidas adicionales que están implementando las empresas para retener a sus camioneros es invertir en mejores vehículos dotados de mayor confort y comodidades a bordo (el 44% ya lo está haciendo), cubrir los costos de acceso a la profesión (el 35 % de las empresas del sector ya los cubre) o brindar más y mejores oportunidades a sus empleados brindándoles la posibilidad de mejorar sus habilidades mediante cursos de capacitación, formación, idiomas, etc.

Hay que tener en cuenta que conseguir el permiso de conducción de camiones más los certificados de capacitación profesionales puede suponer tener que efectuar pagos por valor de 3,7 veces el salario mínimo mensual medio del sector, cifra que supone una fuerte barrera de acceso para muchos jóvenes conductores, de ahí que cada vez sea mayor el número de empresas que cubren dichos costos.

Las empresas se están viendo perjudicadas

“El último informe de IRU sobre la escasez de camioneros en Europa demuestra claramente que las empresas de transporte por carretera y, en consecuencia, el comercio de la UE, se están viendo perjudicados por la escasez de conductores. También está claro que las empresas están haciendo todo lo posible para atraer y retener a más conductores”, ha comentado a raíz del informe Raluca Marian, directora de Defensa de la UE en la IRU.

Entre las medidas adoptadas por las empresas, desde el sector del transporte se está abogando cada vez más por fomentar la incorporación de la mujer a la profesión, dada su baja participación en la misma. Tan sólo el 4% de los camioneros europeos son mujeres. Alemana, con un 7,2%, Rumanía (6,1%) y Francia (4,5 %) son los países donde mayor porcentaje de mujeres camioneras se encuentran gracias a la disponibilidad de condiciones de trabajo mejores y más seguras, y donde se habilitan zonas de descanso cuidadas y bien equipadas, que son las principales preocupaciones que muestran las mujeres al volante de un camión.

Artículos reclacionados

spot_img

Últimos artículos