spot_img
24.3 C
Madrid
domingo, septiembre 19, 2021

Flotas, renting y vehículos de ocasión

spot_img

Comerciales Citroën: un eléctrico para cada necesidad

Citroën está apostando fuerte por los vehículos eléctricos, y entre ellos cabe destacar el énfasis puesto en las diferentes versiones con esta tecnología para sus gamas comerciales. Paralelamente a sus conocidas ventajas en términos de economía de consumo y mantenimiento o de movilidad en las zonas de tráfico restringido en las grandes ciudades –fundamental para que los profesionales puedan desarrollar su labor con mayor facilidad–, la completa oferta de la firma gala en los diferentes segmentos pone al alcance de cada necesidad un coche totalmente electrificado.

Para impulsar a sus diferentes modelos eléctricos, Citroën recurre a la tecnología que ha desarrollado el potente grupo automovilístico Stellantis, muy eficaz y sobre todo eficiente y que al producirse en grandes volúmenes ofrece unos costes más contenidos, dando también la posibilidad de desarrollar una serie de aplicaciones, con muchos detalles en común en todos ellos, que hace mucho más fácil su utilización por parte de los usuarios finales. El motor de 136 CV es el elemento común a cada uno de estos modelos.

CITROËN Ë-BERLINGO

- Advertisement -

El Berlingo es un modelo muy importante para Citroën y también para la industria del motor en España ya que se fabrica para toda Europa en la planta viguesa del grupo. Destaca por su elevada polivalencia, con una gama muy completa con versiones para cubrir las necesidades de todo tipo de usuarios. La nueva variante 100% eléctrica magnifica todas sus virtudes al brindar una total libertad de movimiento en las zonas con tráfico restringido en las grandes ciudades.

Hay que recordar que desde 2014 Citroën ofrece una versión eléctrica del Berlingo, equipada con un motor de 67 CV y con una batería que le otorga una autonomía de 170 km, datos que se han visto holgadamente superados en esta nueva generación del ë-Berlingo. A la venta en el segundo semestre de este mismo año, cuenta con un motor de 136 CV (100kW) y una batería de 50 kWh de capacidad que le otorga una autonomía de 280 km según los datos de homologación WLTP.

La batería de iones de litio permite diferentes modos de recarga. Desde un enchufe doméstico, con el que son necesarias algo menos de 15 horas para recuperar el 100%, hasta una toma rápida de hasta 100 kW, en la que en 30 minutos se puede recargar el 80% de su capacidad. Hay también términos medios, como puede ser recurrir a un punto de recarga de 7,4 kW o de 11 kW, en los que se requiere un tiempo de carga del 0% al 100% de 7,3 o 5 horas, respectivamente.

Citroën mima al máximo la batería y por ello ofrece una garantía de 8 años o 160.000 km para un 70% de su capacidad. Y algo especialmente valioso para los profesionales: coincidiendo con las revisiones oficiales cada 20.000 km, la marca expide un certificado de capacidad de la batería.

Para gestionar la energía disponible, el conductor del ë-Berlingo dispone de un selector que brinda la posibilidad de elegir entre tres modos de conducción: Normal, que es el que ofrece el mejor compromiso entre prestaciones y autonomía; Eco, pensado para optimizar al máximo el consumo de energía, disminuyendo el rendimiento de la climatización y limitando el par motor y la potencia; y Power, con el que se extraen las máximas prestaciones y rendimiento, resultando especialmente útil cuando se usa el vehículo en condiciones de carga máxima. Adicionalmente se dispone del botón B que aumenta la frenada regenerativa. También es importante añadir que en los tres modos de conducción su velocidad máxima es de 135 km/h.

El aspecto interior es similar al del resto de versiones de combustión su gama. Por lo tanto comparte el diseño de salpicadero, remitiendo las diferencias al cuadro de instrumentos y a algunos menús de la pantalla central, con información específica sobre el funcionamiento del sistema de propulsión eléctrico. Con el equipamiento sucede lo mismo, destacando una muy buena dotación de sistemas de seguridad y de ayuda a la conducción, así como la posibilidad de disponer del sistema de tracción avanzado Grip Control.

Desde la perspectiva funcional es importante remarcar que la ubicación de la batería bajo el piso del coche, ubicación que no resta nada de espacio al interior del vehículo, le permite disponer de la misma capacidad de carga que las versiones con motor térmico. La gama ë-Berlingo se compone de versiones con dos tallas de carrocería, la M con una longitud de 4,4 metros y la XL con 4,75 metros, ambas disponibles en las variantes de carga Van y en las de transporte de pasajeros. El volumen de carga de la talla M es de 3,3 m3, mientras que en la XL asciende a 4,4 m3.

CITROËN Ë-SPACETOURER

El SpaceTourer, uno de los modelos con más éxito de su categoría para el transporte de pasajeros por su versatilidad de uso y polivalencia, suma con la llegada de su versión 100% eléctrica las ventajas de movilidad que aporta la etiqueta 0 emisiones que luce en su parabrisas, un salvoconducto para moverse con total libertad por las zonas restringidas al tráfico de las ciudades.

Como el resto de comerciales eléctricos de la marca, el ë-SpaceTourer viene animado por un motor de 136 kW, aunque en este caso la gama se articula en torno a dos capacidades de batería, 50 y 75 kWh, capaces de brindar una autonomía, respectivamente, de 230 y 330 km (WLTP). Distancias que se adaptan bien a las necesidades de uso de los profesionales, toda vez que el 83% no supera los 200 km de uso diario.

En el contexto de estas labores profesionales es muy importante el tiempo necesario para realizar la recarga de la batería. En un enchufe doméstico se fija en 15 horas en el caso de la batería de 50 kWh y en 23 en la de 75 kWh. Plazos que se reducen a 8 y 11 horas, respectivamente, en un punto de recarga de 7,4 kW, y a 4,75 y 7 horas si la potencia de recarga es de 11 kW. En un punto de carga rápida admite hasta 100 kW y permite cargar hasta el 80% de su capacidad en 32 y 48 minutos.

Común a los modelos con tecnología eléctrica de Citroën, el ë-SpaceTourer cuenta con el mando que permite seleccionar entre tres modos de conducción para gestionar la carga energética de la batería (Eco, Normal y Power), así como con el modo B, que al activarlo con el coche en marcha acentúa la frenada regenerativa para recuperar un poco la batería en las fases de frenado y deceleración, una función que es especialmente eficaz cuando se utiliza el vehículo en ciudad. Su velocidad máxima está limitada a 130 km/h.

Salvo sutiles detalles, resulta similar al resto de versiones de la gama, tanto en el aspecto exterior como en el interior. Las diferencias más notables en el habitáculo las encontramos en el cuadro de instrumentos, con un diseño específico para recibir la información precisa acerca del funcionamiento del sistema de propulsión eléctrico, de igual modo que en la pantalla del centro del salpicadero también se muestran unos menús específicos.

Tampoco difiere el equipamiento en comparación con los SpaceTourer térmicos, siendo siempre muy completo y con un gran nivel tecnológico. Junto a las múltiples ayudas electrónicas disponibles hay que destacar otro detalle como las puertas laterales deslizantes con función manos libres, que hacen más fácil y cómodo el uso de este vehículo.

Esta variante 100% eléctrica también está disponible con tres tallas de carrocería: XS de 4,6 metros de longitud; M, con 4,95 metros; y XL de 5,3 metros y una capacidad de hasta nueve pasajeros. Tres son también los niveles de acabado: Feel, Shine y Business, este último reservado para un uso profesional.

El Citroën ë-SpaceTourer Business se puede adquirir desde 34.090 euros, cifra que incluye todas las ofertas de promoción que ofrece la marca. Optando por la modalidad de renting, Free2Move Lease nos propone en su web una cuota mensual de 550 euros para la versión de 50 kWh en talla M y acabado Feel en un contrato a 48 meses/60.000 kilómetros, casi 150 euros por encima de la variante BlueHDi 120 CV con la misma carrocería y terminación Business.

CITROËN Ë-JUMPY

Como tarjeta de presentación, el Jumpy presume de ser el líder de ventas de su categoría. Y desde esa posición privilegiada, no podía dejar de contar en su gama con una versión cien por cien eléctrica que dé respuesta a una incipiente demanda por parte de empresas y profesionales.

Como en el ë-SpaceTourer, repite el motor de 136 CV y las dos capacidades de batería: 50 y 75 kWh, con las mismas autonomías de 230 y 330 km, respectivamente, así como la limitación de velocidad máxima de 130 km/h. Similares son también las tres longitudes o tallas de su carrocería, que no pierden un ápice de practicidad al calcar los volúmenes de carga máximos de sus hermanas de combustión: hasta 5,1, 5,8 y 6,6 m3, respectivamente. Tal y como sucede con estas, la opción eléctrica está disponible bajo las configuraciones Comercial, Doble Cabina y Transporte de Pasajeros. Hay que puntualizar que la batería de mayor capacidad no está disponible en las versiones con talla XS.

El ë-Jumpy integra de serie un cargador de 7,4 kW que en función de la capacidad de la batería completa su recarga en un tiempo de entre 7,3 y 11,2 horas. Si optamos por el opcional de 11 kW la espera se reduce a 5 y 7,3 horas, respectivamente. Asimismo, puede recibir la energía de  un poste de carga rápida de 100 kW, en el que se puede recuperar el 80% de su capacidad en 30 o 40 minutos.

Como el resto de eléctricos de la gama comercial Citroën, el ë-Jumpy también presume de ser un modelo muy tecnológico y con un completo equipamiento de serie, incluyendo un completo equipo multimedia y de conectividad.

Está disponible desde 33.792 euros tras aplicarle los descuentos disponibles y la marca ofrece la opción de poder adquirirlo por 189 euros mensuales, más el IVA correspondiente, durante cinco años, con el plan MOVES incluido, con una cuota inicial de 8.285 euros y otra final de 4.325 euros. La financiación de renting ofrecida por Free2Move Lease remite a una cuota de 457 euros al mes para un contrato de 48 meses y 60.000 kilómetros de la versión talla M de 50 kWh y acabado Control. La alternativa de combustión propuesta por la compañía en su web remite a la versión BlueHDi 100 CV en la misma talla y acabado por 368 euros mensuales.

- Advertisement -
spot_img
spot_img

Artículos reclacionados

- Advertisement -spot_img

Últimos artículos