15 C
Madrid
domingo, mayo 26, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Coca-Cola, Ikea, LeasePlan…: 30 grandes corporaciones piden a Europa adelantar a 2030 la electrificación de las flotas

spot_img

Las grandes flotas abogan porque todos los nuevos vehículos de empresa en Europa sean de cero emisiones a partir del año 2030, cinco años antes del límite establecido para el fin de la comercialización de los automóviles de combustión.

Así se lo ha hecho saber a la Comisión Europa un consorcio de 30 organizaciones, entre las que figuran Coca-Cola, Ikea, LeasePlan, AstraZeneca, Tesco o Uber, en una carta abierta en la que expresan que la electrificación del transporte por carretera tiene que ser una de las mayores prioridades de Europa y que, en este sentido, la electrificación de las flotas representa una gran oportunidad ya que seis de cada diez coches vendidos en el continente son vehículos de empresa que, además, recorren muchos más kilómetros que los particulares.

Este consorcio solicita al organismo comunitario que proponga, a más tardar en el mes de octubre, un reglamento que incluya entre sus objetivos que para el año 2030 todos los turismos y furgonetas corporativos nuevos sean de cero emisiones, ampliando este plazo en cinco años para los industriales pesados. La aplicación de estos objetivos de flota, aseguran, se centraría en millones de vehículos de alto kilometraje, para los que la electrificación supondría una contribución muy valiosa a los objetivos climáticos de la UE.

Pero además de reducir rápidamente las emisiones del transporte por carretera, estas medidas también ayudarían a Europa a conseguir otras dos victorias vitales, afirma la carta: desligarse de las importaciones de petróleo ruso y facilitar a la población el acceso a los coches eléctricos al crear un mercado de segunda mano con vehículos más asequibles de entre tres y cinco años.

Los firmantes aseguran que las empresas están en una posición inmejorable para la liderar la electrificación ya que sus decisiones de compra están basadas, principalmente, en el coste total de propiedad (TCO), en el que los vehículos eléctricos tienen ventaja sobre sus alternativas contaminantes.

Consideran que una normativa «inteligente» que electrifique las flotas acelerará el cambio hacia la movilidad eléctrica, impulsando la oferta y la demanda «al mismo tiempo que se envía una señal clara a los responsables políticos, fabricantes automovilísticos y otros actores de la industria de que el futuro es eléctrico y de que debemos seguir avanzando, que necesitamos las condiciones marco adecuadas para cambiar de marcha».

Al término del año pasado, los coches cien por cien eléctricos coparon el 12,1% de las nuevas matriculaciones en los mercados de la Unión Europea, según los datos de la patronal de fabricantes ACEA. Su presencia entre los vehículos de empresa es mayor, ya que las cifras de Dataforce recogidas por la web fleeteurope.com apuntan a una cuota del 14,7% en el sector de flotas corporativas.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos