spot_img
17.6 C
Madrid
lunes, septiembre 20, 2021

Flotas, renting y vehículos de ocasión

spot_img

Claves para comprar un vehículo de ocasión híbrido o eléctrico

Hasta hace poco, la elección de un vehículo de ocasión se ceñía a dos tipos de mecánicas de combustión, gasolina y diésel, aunque también aquí había distinciones entre quienes preferían los turbo o los atmosféricos, los de compresor e, incluso, los de gas licuado de petróleo (GLP). Hoy, ante la propuesta de la Comisión Europea de acabar con la fabricación de los vehículos de combustión en 2035, la única alternativa que parece quedar son los eléctricos, porque los híbridos, al utilizar gasolina o gasóleo, también estarán prohibidos de salir dicha propuesta adelante sin cambios, los cual no parece del todo viable.

También las marcas se han visto abocadas a incluir en su oferta de modelos vehículos híbridos y eléctricos para no enfrentarse a las fuertes multas que impone Bruselas por superar las emisiones de dióxido de carbono. Y si bien los gobiernos apuestan decididamente por los vehículos eléctricos, aún faltan 14 años para que dicha propuesta entre en vigor, por lo que elegir entre eléctrico e híbrido sin cortapisas todavía es posible.

- Advertisement -

Pero escoger entre un eléctrico y un híbrido de ocasión es una apuesta arriesgada y que hay que hacer tomando en consideración una serie de factores personales y estructurales. En este sentido, Málaga Car Ocasión ofrece unas claves que facilitan la labor. La primera de ellas, por supuesto, es el punto de recarga. Señala que aunque centros comerciales y supermercados disponen, cada vez más, de puntos de carga gratuitos, lo que incentiva el uso del coche eléctrico, es necesario disponer de un cargador en casa. Si no se cuenta con uno o con la posibilidad de ponerlo, es mejor olvidarse, por ahora, del coche eléctrico. Recargar el coche durante la noche es una de las ventajas de los coches eléctricos, ya que es cuando la energía es más barata. Otro punto a tener en cuenta es que abastecerse de energía en cargadores rápidos es más caro que cargar en casa, lo cual nos ahorrará tiempo, pero nos costará más.

Gastos ocultos

Al analizar el consumo, el coche eléctrico gana, aunque debe tenerse en cuenta que el desembolso para adquirir uno nuevo será mayor. Recorrer 100 km en un eléctrico consume unos 18 kWh de media, dependiendo del modelo. Hacerlo en uno híbrido, de gasolina o diésel, puede rondar los 5 l/100 km. Las cifras parecen tentadoras, pero si se hace uso de la carga rápida o ultrarrápida el ahorro es menor y el tiempo de espera al repostar se extiende.

Un coche eléctrico puede conllevar más gastos ocultos, como suscripciones para obtener un mejor precio de carga rápida o algunos incluso para desbloquear ciertos extras del coche; algo que va a extenderse. Por ejemplo, Mercedes acaba de lanzar un paquete de suscripción anual por el que las ruedas traseras de su nuevo EQS podrán llegar al máximo giro, ya que de serie vienen limitadas. El precio de la electricidad puede que siga subiendo, aunque el precio de un coche eléctrico previsiblemente seguirá bajando, tanto en coches nuevos como de segunda mano, cuando los usuarios actuales decidan renovar sus vehículos.

Autonomía reducida

En un coche híbrido o de combustión se incrementa el gasto en combustible, pero habrá que repostar de manera menos habitual, ofreciendo una mayor independencia. Hay coches eléctricos que prometen hasta 770 km de autonomía, pero la compra de estos modelos es aún prohibitiva para muchos bolsillos. Los coches eléctricos más económicos suelen tener una autonomía inferior a los 300 kilómetros, lo que para un uso cotidiano puede ser suficiente. Si lo que gusta es viajar, se buscará la máxima autonomía posible y un desembolso inicial mucho menor. Un coche eléctrico puede salir rentable si se realizan muchos kilómetros al año; por ejemplo, para ir a trabajar diariamente a 50 kilómetros de casa.

Actualmente se pueden encontrar ofertas de coches de segunda mano con muy pocos kilómetros. Si se quiere comprar un coche seminuevo y no gastar demasiado, es una opción a tener en cuenta.

Puede que sea de interés lo mejor de ambos mundos, un coche híbrido. Un vehículo popular es el Toyota C-HR de segunda mano, modelo líder en ventas, que se puede encontrar con 30.000 kilómetros o menos a muy buen precio, prácticamente a estrenar. No hay una respuesta que se adapte a todos los consumidores, pero sí vehículos para todas las necesidades y gustos.

- Advertisement -
spot_img
spot_img

Artículos reclacionados

- Advertisement -spot_img

Últimos artículos