25.2 C
Madrid
martes, julio 5, 2022

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Citroën C5 Aircross: a la madurez potenciando sus valores

spot_img

Citroën ha actualizado y puesto al día uno de sus modelos de mayor éxito, el C5 Aircross, que cuando salió al mercado en 2018 sorprendió por una propuesta de confort y funcionalidad, incluida una sensacional modularidad interior, que acabó por seducir a una cuantiosa clientela, como así lo demuestran los más de 245.000 ejemplares vendidos desde entonces en Europa, de los que 27.000 correspondieron a España. Un SUV compacto que siempre ha estado entre los primeros en las listas de ventas, posición de privilegio que ahora se tratará de mantener con esta nueva entrega.

Este renovado C5 Aircross presenta principalmente novedades de diseño, ya que mantiene la plataforma que ha venido utilizando hasta ahora, al igual que también permanece inalterada su gama de motorizaciones. Los retoques estéticos realizados han estado dirigidos a dotarlo de una imagen más imponente y robusta. Las líneas curvadas y suaves que mostraba su antecesor han pasado a ser más angulosas, recibiendo el frontal, ahora más vertical, la mayor parte de estas novedades. Por ejemplo, faros de nuevo cuño con una nueva firma luminosa LED y de los que parten unas molduras horizontales con inserciones cromadas que le dan un curioso aspecto y parece que tienen iluminación. Por su parte, los chevrones, el emblema de la marca, ya no están unidos a los faros y aparecen lacados en negro y con un fondo cromado.

Este renovado C5 Aircross presenta principalmente novedades de diseño, dirigidas a dotarlo de una imagen más imponente y robusta

En la parte trasera son también de nueva factura los grupos ópticos, con apariencia 3D y la firma lumínica en forma de C mucho más remarcada. Nada cambia en los laterales, que tal como ha ocurrido hasta ahora se siguen diferenciando por los “airbump” que encontramos en la parte inferior de la carrocería, como un verdadero escudo ante posibles roces. Eso sí, sigue mostrando un aspecto muy campero debido a su altura libre al suelo de 23 cm, cota que no varía con respecto a su antecesor, y las barras del techo. Su imagen más robusta se ve también reforzada por las llantas de nuevo diseño.

Tampoco faltan novedades en su interior. A simple vista se puede apreciar una mejor calidad y unos materiales más agradables al tacto y a la vista, además del mayor protagonismo que toma la pantalla táctil del centro del salpicadero, de tipo flotante y como parte del equipo de serie por encima del nivel de acabado Feel, en el que es opcional. Además de otorgarle un aspecto más moderno, esta pantalla ha obligado a reposicionar las salidas de ventilación por debajo de ella. El cuadro de instrumentos, por su parte, sigue estando conformado por una pantalla digital y personalizable de 12,3 pulgadas. Otra novedad la encontramos en el selector de la caja de cambios automática EAT8, que ahora es un pequeño mando denominado e-Toggle, ubicado en la consola que hay entre los dos asientos delanteros.

La pantalla táctil del centro del salpicadero, de tipo flotante, incrementa su tamaño, mientras que el selector de la caja de cambios automática EAT8 pasa por un pequeño mando denominado e-Toggle

Acentúa el confort

El C5 Aircross siempre se ha distinguido por ser uno de los coches más confortables de su segmento, una virtud que mejora con la nueva gama. Cuenta ahora con los asientos Citroën Advanced Comfort que tienen 15 mm más de espuma de relleno, una solución que les permite ser más cómodos. Como uno de sus grandes valores conserva su sobresaliente modularidad, similar a la de un monovolumen, con los tres asientos individuales que se pueden desplazar hacia adelante, abatir o reclinar, cada uno de ellos de forma totalmente independiente, permitiendo ajustar el espacio interior en función de las necesidades de cada momento.

Las dimensiones exteriores no cambian, por lo que se mantiene en los 4,5 metros de largo con una distancia entre ejes de 2,73 metros, cotas que permiten brindar un interior amplio y una más que generosa capacidad de carga del maletero, que sigue siendo de entre 580 y 720 litros, registros que se reducen a 460 y 600 litros en la versión híbrida enchufable.

El C5 Aircross mantiene una de sus señas de identidad, los tres asientos individuales de la fila trasera, que se pueden desplazar hacia adelante, abatir o reclinar de forma totalmente independiente

Los mismos tres motores

La gama se articula en torno a tres motorizaciones, todas ellas conocidas y superprobadas en su predecesor. Estamos hablando del PureTech de gasolina y del BlueHDI diésel, ambos con 130 CV y la posibilidad de elegirlos con caja de cambios manual o con la automática EAT8 de ocho velocidades, y del híbrido enchufable de 225 CV, con una autonomía en modo totalmente eléctrico de 55 km gracias a la batería de 13,2 kWh de capacidad. Una versión que se beneficia de la etiqueta 0 emisiones de la DGT.

Como no podía ser de otra forma, este renovado C5 Aircross se pone también al día en todo lo relacionado con los sistemas de seguridad, de modo que dispone de hasta 20 ayudas a la conducción diferentes. Entre ellas, el Highway Driver Assist, sistema de conducción autónoma de nivel 2, que combina el control de velocidad adaptativo con stop & go y la alerta activa de cambio involuntario de carril.

Sigue disfrutando de una más que generosa capacidad de carga del maletero, de entre 580 y 720 litros, registros que se reducen a 460 y 600 litros en la versión híbrida enchufable

Si tres son sus motores, a cuatro ascienden los niveles de equipamiento: Feel, Feel Pack, C Series y Shine Pack. Este SUV se puede adquirir desde 29.675 euros con el motor de gasolina PureTech, desde 31.870 en el caso del BlueHDI y a partir de 44.850 si apostamos por la tecnología PHEV. Precios que no incluyen ningún descuento de la marca ni ayudas oficiales a la compra en el caso del híbrido enchufable.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos