19.6 C
Madrid
lunes, mayo 20, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Camiones y autobuses: ACEA apoya los nuevos y ambiciosos objetivos UE de reducción de CO2 que deberán cumplir

spot_img

La Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles, ACEA, ha manifestado su pleno apoyo a los nuevos objetivos de emisiones marcados por la Unión Europea para camiones y autobuses, “los más ambiciosos a nivel mundial”, así como al “exigente y difícil” calendario de implementación acordado en Bruselas por los legisladores europeos.

Para ACEA, pese alextremadamente difícil calendario de implementación” fijado por los responsables europeos, es preciso apoyar la ambiciosa agenda de descarbonización establecida en el Parlamento Europeo “en ausencia de condiciones propicias vitales”.

Los representantes de los fabricantes de vehículos toman nota del acuerdo tripartito alcanzado el pasado 18 de enero y subrayan que los “ambiciosos y exigentes objetivos de reducción de las emisiones de CO2 acordados deben estar respaldados por condiciones propicias que sean creíbles”, indica el comunicado.

Claves para descarbonizar

Para la directora general de ACEA, Sigrid de Vries, “infraestructura de carga eléctrica y recarga de hidrógeno, planes integrales de fijación de precios del carbono y medidas de apoyo significativas para que los operadores de transporte inviertan rápidamente, son los ingredientes clave para descarbonizar rápidamente el sector del transporte pesado, además de los vehículos de cero emisiones”.

Según explicó De Vries, “no podemos seguir fijando audazmente objetivos ambiciosos para los fabricantes de vehículos y esperar que, a continuación, estos se implementen de forma rápida y fluida. Sin un marco propicio para apuntalar la demanda de modelos de cero emisiones, alcanzar los objetivos será imposible, especialmente en base al cronograma previsto”, explicó la directora general de ACEA.

Según los cálculos realizados por la patronal de los fabricantes europeos de automóviles, si la Unión Europea quiere alcanzar los objetivos planificados para 2030, es preciso que haya más de 400.000 vehículos eléctricos de batería y propulsados por hidrógeno en las carreteras y que al menos un tercio de todas las nuevas matriculaciones sean de modelos de cero emisiones.

400.000 camiones y 50.000 estaciones de carga

Europa precisa además disponer ya de al menos 50.000 estaciones de carga adecuadas (en su mayoría con sistemas de carga de más de 400 megavatios) y de 700 estaciones de recarga de hidrógeno para que la ecuación planteada por los políticos en Bruselas pueda funcionar.

Para De Vries,la descarbonización del transporte pesado precisa del esfuerzo colectivo de un conjunto muy amplio y diverso de partes interesadas en mejorar todo el ecosistema del transporte pesado. “Estamos —dijo la dirigente de ACEAؐ— desempeñando nuestro papel invirtiendo y aumentando la producción en serie de camiones y autobuses con cero emisiones, pero confiamos en la capacidad de nuestros clientes para invertir y operar vehículos nuevos para reemplazar a los vehículos más antiguos que actualmente circulan por las carreteras europeas», añadió De Vries.

Uno de los elementos que han provocado el apoyo de ACEA a las medidas adoptadas viene dado por el acuerdo alcanzado para establecer una fecha de revisión integral previa (año 2027) a la inicialmente propuesta por la Comisión Europea (2030), así como por la decisión adoptada de continuar con los incentivos y planes de ayuda para la adquisición de los vehículos de bajas y cero emisiones (ZLEV) hasta como mínimo el año 2029.

Desde ACEA se comprometen “a supervisar de cerca la adopción de condiciones propicias cruciales para garantizar que se cumplan los objetivos, al tiempo que piden a la Comisión Europea y a los Estados miembros de la Unión que se comprometan por igual a monitorizar el progreso con el fin de garantizar que las posibles deficiencias que vayan surgiendo se aborden de manera temprana para poder cumplir conjuntamente con los objetivos de descarbonización.

Fuerte reducción de emisiones para 2030

ACEA recuerda igualmente la importancia que el conjunto del transporte pesado tiene en el territorio europeo, donde el 77% de las mercancías se transportan por carretera y más de la mitad de los viajes de transporte público se efectúan mediante el uso de autobuses.

El Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea alcanzaron ayer un acuerdo político para reducir drásticamente las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de camiones y autobuses. Según el pacto, los vehículos pesados deberán disminuir sus emisiones en un 45% para el año 2030, un 65% para 2035 y en el 90% para el año 2040, siempre en comparación con los niveles alcanzados en 2019.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos