29.1 C
Madrid
lunes, mayo 27, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

CaixaBank y Arval impulsan el renting de eléctricos con operaciones flexibles que permiten cambiar de coche

spot_img

Impulsar el uso del coche eléctrico e incrementar la flexibilidad de su producto renting son los objetivos que se ha marcado CaixaBank para las operaciones que en materia de movilidad y soluciones de renting realiza su filial CaixaBank Payments & Consumer en colaboración con su socio estratégico Arval.

La entidad financiera catalana flexibiliza así las condiciones de las operaciones de renting que ofrecen en colaboración con la operadora de BNP Paribas para impulsar el uso de los vehículos eléctricos. Entre las ventajas que los clientes adquieren ahora figura la posibilidad de cambiar de vehículo durante su operación a los 12 meses sin ser penalizados con costes de cancelación de ningún tipo.

La nueva fórmula está diseñada para ser aplicada exclusivamente en el caso de que las operaciones de renting contemplen el alquiler de tres modelos eléctricos en concreto: Tesla Model 3, Volvo EX30 y BYD Atto 3. De esta manera, los clientes que contraten operaciones de renting con estos tres vehículos dispondrán tras un año de uso de la opción de poder cambiar tanto el modelo como la tecnología del coche.

Junto con Arval, su socio estratégico en materia de renting y movilidad, CaixaBank se ha marcado como uno de sus principales objetivos para este próximo año 2024 el fomentar la transición a la movilidad eléctrica a sus clientes. Y como no quiere perder la posibilidad de hacerlo desde el primer día del nuevo ejercicio, lanza ahora esta nueva fórmula con la que permitirá a sus clientes probar las ventajas y bondades de la movilidad eléctrica sin tener por ello que obligarles a la necesidad de atarse a largo plazo en caso de no resultarles satisfactoria o no poder cumplir con ella sus necesidades reales de movilidad.

Fomentar la movilidad eléctrica

Este nuevo modelo de flexibilidad en los contratos de renting abre nuevos caminos en la contratación de operaciones de renting y ayuda a fomentar la transición, tanto a empresas como particulares, a la movilidad eléctrica, favoreciendo el que estos puedan conocer mejor tanto el uso de la nueva tecnología de impulsión de los vehículos eléctricos, su usabilidad y el poder valorar de primera mano si la movilidad eléctrica puede o no adecuarse a sus expectativas y necesidades de movilidad.

La operativa de la operación de renting que proporcionan conjuntamente CaixaBank y Arval es muy simple. Al cumplirse los primeros 12 meses del contrato de renting, si el cliente quiere conservar el coche, el contrato original se mantendrá con total normalidad hasta alcanzar los entre 3 a 5 años que habitualmente tienen de duración este tipo de productos. Si, por el contrario, el cliente no está satisfecho y desea cambiar la tecnología de su vehículo o el modelo objeto del contrato, puede decidir rescindirlo sin sufrir por ello coste alguno por cancelación y proceder a dar de alta un nuevo contrato de renting con un nuevo vehículo de cualquier otra tecnología, marca y modelo presente en el mercado al que el cliente quiera acceder.

Colaboración exitosa y duradera

Este nuevo contrato de gran flexibilidad nace fruto de los acuerdos estratégicos establecidos entre CaixaBank y Arval para el mercado español que ambas compañías vienen manteniendo desde 2010 y que, en nuestro país, tanto ha contribuido a situar a ambas a la cabeza de los negocios de renting. Bajo este acuerdo, ambas empresas han colaborado en la creación de innovadores productos y servicios en materia de movilidad. Servicios y productos con los que ambas dan respuesta a las grandes tendencias que en materia de transición sostenible, electrificación de los vehículos y transición de los modelos de propiedad a los modelos de uso de los vehículos vienen produciéndose desde entonces en el mercado. Y todo ello con una cada vez mayor flexibilidad en las fórmulas de contratación, lo que les ha llevado a lanzar productos pioneros e inéditos en el mercado.

Recientemente, ambas entidades renovaron sus acuerdos de colaboración a través de la filial CaixaBank Payments & Consumer de la entidad financiera, con el objetivo de innovar en el campo de la movilidad creando tanto nuevos productos como nuevos servicios con los cuales impulsar la movilidad eléctrica.

150.000 unidades hasta finales de 2025

Según se anunció durante el pasado mes de junio, el acuerdo entre ambas entidades está vigente hasta finales del próximo año 2025 y tiene como objetivo comercializar en torno a 150.000 unidades durante la vigencia del mismo. Para ello, realizarán nuevos desarrollos y propuestas de valor tanto para sus actuales clientes como para los nuevos que potencialmente puedan ir sumando durante la vigencia del acuerdo. Productos no sólo vinculados a operaciones de renting —especialidad en la que Arval es líder del mercado—, también en todo lo relacionado con la movilidad sostenible, eléctrica, conectada y autónoma, respondiendo con ello a los actuales objetivos de la industria y la sociedad de cara a los próximos años.

Para desarrollar el acuerdo, además de contar con la colaboración de otros partners como Global Payments, Samsung o Visa —socios de ambas entidades en el Payment Innovation Hub creado en 2017 para innovar en materia de comercio y métodos de pago— ambas entidades han fijado cuatro puntos como las claves para el desarrollo del mismo que les permitirán alcanzar los objetivos fijados.

Esos cuatro puntos inciden en primer lugar en la configuración de una nueva organización comercial que les permita comercializar nuevos productos con los que cubrir las necesidades de sus clientes, tanto particulares como empresas, así como nuevas soluciones y campañas específicas. El segundo punto busca potenciar la estrategia comercial de ambas compañías a través de sus respectivos canales digitales de comercialización mediante la creación de nuevas campañas con las que ofrecer ventajas exclusivas para sus clientes, así como a fabricantes y concesionarios mediante el establecimiento de nuevos acuerdos de comercialización.

El tercer punto de impulso del acuerdo dedica especial atención a la venta de vehículos de ocasión procedentes de la flota de vehículos en alquiler de Arval, que se pondrán a disposición de manera preferente para los clientes de CaixaBank, bien en modalidad de préstamo mediante operaciones de second renting, bien en modalidad de compra o adquisición.

Finalmente, el cuarto y último punto establecía nuevas políticas en materia de ofertas de renting destinadas a los concesionarios para ayudarles en operaciones de financiación de nuevos vehículos destinados tanto a operaciones con empresas como con usuarios particulares. Operaciones en las que contar con la amplia experiencia tanto en materia financiera como de arrendamiento de vehículos como la que aportan CaixaBank y Arval.

Impulsar nuevas alternativas en materia de movilidad

“Con la renovación de nuestro compromiso conjunto buscamos impulsar nuevas alternativas a la movilidad, más sostenibles y adaptadas al nuevo y cambiante entorno y orientadas a las necesidades de cada cliente, ya sea este un particular o una empresa”, comentaba Juan Antonio Alcaraz, director general de CaixaBank, tras la firma de la ampliación del acuerdo. En su opinión, la colaboración con Arval iba a permitir a su entidad “transformar la movilidad de las personas de la mano del partner de referencia en el sector del renting y ayudar a los concesionarios a explorar nuevas vías conjuntas de negocio”.

Desde Arval, su entonces CEO en España, Alain van Groenendael —hoy este cargo lo ocupa Miguel Cabaça— indicaba cómo el acuerdo iba a permitir “potenciar lo mejor de dos mundos, la capilaridad y potencial comercializador de CaixaBank, con la trayectoria y experiencia de Arval en el mundo de la movilidad, de forma que podamos acercar a la sociedad hacia una movilidad más ecológica, más responsable y más cercana a las necesidades de los clientes que, al fin y al cabo, son los principales protagonistas de esta colaboración”.

En opinión del actual CEO de Arval, el acuerdo de partenariado que mantienen con CaixaBank “es muy potente e innovador y ha facilitado el desarrollo del mercado del renting mediante la creación de nuevos productos y servicios de movilidad. CaixaBank es un banco superdinámico e innovador que utiliza el renting en función de lo que percibe que son necesidades de sus clientes. Y estamos sólo empezando; el acuerdo está vigente desde hace 10 años pero apenas es sólo un principio. Somos dos socios muy dinámicos y enfocados en el desarrollo de un producto que sin duda es estratégico. Tenemos un potencial de crecimiento fantástico y los próximos años hay muchas oportunidades para desarrollar nuesa actividad, situando siempre al cliente en el centro de la actividad al tiempo que mantenemos satisfechos a nuestros empleados”.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos