18.3 C
Madrid
lunes, abril 15, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

BYD Dolphin: el eléctrico compacto se hace asequible

spot_img

La marca china BYD amplía su gama en nuestro país con el Dolphin, su cuarto modelo cero emisiones, que llegará poco después del verano con unos precios asequibles, desde poco menos de 30.000 euros sin incluir los posibles descuentos de la marca ni el Plan Moves III, por lo que el desembolso final será bastante inferior. Sus 4,29 metros de longitud le harán competir con rivales como el MG4, el que por precio será sin duda su gran oponente, u otros como el Cupra Born, el Hyundai Kona o el Volkswagen ID.3, por poner unos pocos ejemplos.

El Dolphin se alza sobre la plataforma eléctrica global de la marca china e-Platform 3.0. Su particularidad es que integra una batería laminar Blade, con una composición química de litio y fosfato de hierro (LFP), prescindiendo del cobalto. Una solución que se muestra más eficaz y sobre todo, debido a un menor efecto memoria, se presupone que puede tener una mayor durabilidad. Para este modelo, BYD propone dos niveles de capacidad de batería, de 44,9 y de 60,4 kWh. Al principio estará disponible la de mayor capacidad, estando previsto que a lo largo de 2024 lleguen las versiones con menor capacidad energética.

Tres rangos de potencia

La gama se estructura en torno a cuatro niveles de acabado, variando en ellos su potencia y capacidad de batería. El escalón de acceso lo constituye la versión Active, que con un precio (todos antes de aplicar cualquier tipo de descuento) de 29.990 euros ofrece una combinación de 95 CV (70 kW) y una batería de 44,9 kWh que asegura un rango de uso de 340 km.

Por encima se sitúa el acabado Boost, que a cambio de un sobreprecio de unos 700 euros sobre el Active (cuesta 30.690 euros) eleva la potencia hasta los 177 CV (130 kW), por lo que se va a comer a la versión más accesible. La batería es la misma, si bien su autonomía se reduce a 310 km. Ambas opciones admiten una potencia de carga en corriente alterna de 7 kW y en corriente continua de hasta 60 kW.

En la parte alta de la gama Dolphin se sitúan los niveles de acabado Comfort y Design, con unos precios de 35.690 y 37.690 euros, respectivamente. En los dos casos la potencia asciende a 204 CV (150 kW) y la batería de 60,4 kWh brinda una autonomía de 420 km, por lo que la diferencia entre ellos remite al equipamiento disponible. Esta batería de mayor capacidad se puede recargar en corriente alterna a una potencia de 11 kW y en corriente continua a 88 kW. Hay que añadir que en las dos baterías se dispone de tecnología VL2 capaz de cargar dispositivos externos al coche a una potencia de hasta 3,3 kW.

El diseño del delfín

El Dolphin es el primer modelo de la familia Ocean y por lo tanto el primero de la marca china en adoptar el lenguaje de diseño Ocean Aesthetics inspirado en el delfín, un mamífero cetáceo inteligente y juguetón. El resultado en la práctica es un coche con un diseño sencillo, pero a la vez elegante.

Con una distancia entre ejes de 2,7 metros y unos voladizos muy cortos, los 4,29 metros de largo quedan bien aprovechados para ofrecer un habitáculo muy confortable para cinco pasajeros y una capacidad de carga del maletero de 345 litros, cifra que sube hasta los 1.310 litros si se abaten los respaldos de los asientos traseros.

En el interior también se puede apreciar ese diseño sencillo, que de nuevo inspirándose en los océanos presenta unas formas curvadas que recuerdan a la olas. Lo cierto es que resulta muy llamativo el salpicadero, en el que toman un protagonismo destacado la pantalla digital de la instrumentación y la central para el sistema multimedia de 12,8 pulgadas. Esta tiene la particularidad de poder visualizarla en horizontal o en vertical por medio de un botón y un sistema de rotación eléctrico. Además, el BYD Dolphin equipa de serie, desde sus versiones más básicas, un buen número de sistemas de asistencia y de seguridad (ADAS).

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos