spot_img
6.9 C
Madrid
domingo, noviembre 28, 2021

Flotas, renting y vehículos de ocasión

spot_img

Bosch Ridecare informará de humos y daños en sus vehículos a las empresas de carsharing

spot_img

Pese a la caída de la demanda del carsharing durante la pandemia, los expertos pronostican su boom. Actualmente, dichos servicios se valoran en torno a 106.900 millones de euros en Europa, si bien la consultora Strategy& estima que el potencial de ventas podría cuadriplicarse en Europa hasta alcanzar los 473.784 millones de euros en 2035.

Ante esta coyuntura, uno de los aspectos que más preocupa a las empresas de vehículos compartidos o carsharing es que sus automóviles estén en perfectas condiciones. “En el carsharing, una de las claves en la satisfacción del cliente es garantizar que los usuarios tengan, en todo momento, una experiencia de conducción segura y agradable, asegura Harald Kroeger, miembro del Consejo de Administración de Bosch.

En este sentido, la marca alemana trabaja en varios proyectos pilotos con proveedores de carsharing en Asia, Norteamérica y Alemania, en un dispositivo, Ridecare, que permite conocer en tiempo real información importante y fácilmente comprensible sobre si un vehículo ha sido dañado o alguien ha fumado en su interior.

Aprobado por parte de TÜV SÜD, incluida la confirmación acerca de la fiabilidad de este servicio para flotas, Bosch espera poder lanzar en poco tiempo al mercado una versión para producción. El sistema comprende una caja de sensores instalada permanentemente en el parabrisas de los coches compartidos, así como un software inteligente para el análisis de datos en la nube. Tan pronto como la información del sensor sobre un accidente o humo en el interior del vehículo se haya transmitido a un servidor backend en la nube, Bosch puede usar métodos de inteligencia artificial para obtener la intensidad del impacto y clasificarlo para el gestor de flotas. Además, las compañías de carsharing pueden saber exactamente si el daño es superficial o si es necesario evaluarlo y repararlo de inmediato para garantizar que el vehículo se mantenga en condiciones de uso.

“El servicio Ridecare es otra demostración más del potencial del AIoT: la combinación de inteligencia artificial e Internet of Things. Ahora, sus beneficios también estarán disponibles para los usuarios de carsharing”, señala Kroeger. Además, gracias al uso de la inteligencia artificial, la multinacional alemana de equipos y componentes puede identificar dónde se ha producido el daño en el vehículo, lo que facilita la documentación y tasación. Si los datos de la caja de sensores se combinan más tarde con imágenes del daño, los gestores de flotas y movilidad también pueden obtener una estimación de los costes de la reparación.

Poca información

Generalmente, los proveedores de vehículos compartidos reciben poca o ninguna información sobre si sus vehículos fueron dañados o se fumó dentro de ellos durante un servicio determinado. Aunque los usuarios informan a menudo sobre daños importantes en el automóvil, los proveedores tienden a cargar con el coste de reparar daños supuestamente menores.

Otro motivo de gran descontento entre los clientes se produce cuando el anterior conductor ha estado fumando. En tal caso, el coste de una limpieza interior en profundidad puede ascender a cientos de euros. Con Ridecare, Bosch brindará claridad a las empresas de carsharing mediante una caja de sensores instalada en el vehículo, que detecta tanto el humo de un cigarrillo como los daños en el exterior. Detectar con una sola unidad de sensores es una novedad en la industria, ya que las soluciones disponibles hasta ahora solo podían detectar el humo o los accidentes, pero no ambos a la vez.

Gran precisión

Además, los sensores son tan precisos que no solo detectan accidentes, sino también daños durante el aparcamiento, incluyendo colisiones menores cuando el coche está estacionado sin encontrarse en uso. Como resultado, las empresas de carsharing pueden determinar quién causó el daño o fumó dentro del vehículo. Disponer de documentación rápida y transparente sobre los daños a los vehículos de la flota es de gran importancia, ya que es la única forma de mejorar el buen estado de funcionamiento y minimizar el tiempo de inactividad.

Además de clasificar los daños, Ridecare también informa sobre dónde y cuándo ocurrió el accidente, así como cuándo se fumó dentro del coche. Esta información permite a los gestores de flotas y proveedores de servicios de movilidad mantener sus vehículos en perfectas condiciones y mejorar el bienestar de conductores y pasajeros.

Artículos reclacionados

- Advertisement -spot_img

Últimos artículos

- Advertisement -spot_img