19.6 C
Madrid
lunes, mayo 20, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

BMW Serie 5: dinamismo y tecnología también en cero emisiones

spot_img

Este próximo otoño llegará al mercado una nueva generación de la Serie 5 de BMW, una de las berlinas más exitosas entre la gama premium del canal del renting. Esta octava generación se actualiza en todos los aspectos para poder seguir plantando cara con éxito a sus principales rivales, el Mercedes-Benz Clase E y al Audi A6. En su primera fase comercial estará disponible con la carrocería berlina de cuatro puertas, con la previsión de que las versiones con la carrocería familiar Touring desembarquen en los concesionarios en el segundo trimestre de 2024.

A simple vista se puede apreciar que BMW apuesta por un diseño continuista en la nueva entrega de su berlina del segmento E, un coche con una clientela muy específica que invita a no arriesgar demasiado y apostar por lo que funciona. Aun así, presenta cambios ciertamente significativos con respecto a su antecesor. La rejilla frontal con los dos riñones característicos crece de tamaño, pero no tanto como en otros modelos de la marca. Los faros, que siguen siendo dobles, muestran una moderna interpretación de diseño, pero mucho menos rompedor que el de los nuevos X7 o Serie 7, por poner un ejemplo. Ahora cuentan con ledes dispuestos verticalmente que hacen las funciones de luz de día e intermitentes.

La gama se estrena con las versiones berlina de cuatro puertas. Las carrocerías Touring se harán esperar hasta 2024

En el lateral se puede apreciar una elevada línea de los hombros y, en general, trazos que le dan al coche un aspecto más atlético. Muestra también algunos detalles exclusivos, como los tiradores de las puertas enrasados, el número 5 en la base del pilar C y llantas con medidas de 18 a 21 pulgadas. Trasladándonos a la zaga, la tapa del maletero es mucho menos horizontal y está remada con un spoiler, mientras que los grupos ópticos quedan unidos por una tira cromada horizontal. Y si queremos acentuar aún su estética tan dinámica, tendremos a nuestra disposición los paquetes deportivos opcionales M y M Pro.

Secunda su renovada imagen con unas mayores cotas exteriores. Su longitud se va ahora hasta los 5.060 milímetros, lo que supone, con respecto a su antecesor, un incremento de 97 mm, del mismo modo que añade 32 mm de anchura (1.900 mm) y otros 36 de altura (1.515 mm). Por su parte, la distancia entre ejes crece 20 mm para alcanzar los tres metros, mientras que el maletero anuncia ahora una capacidad de 520 litros.

Profunda digitalización

En el interior, la nueva generación de la Serie 5 adopta el lenguaje de diseño de los modelos más recientes de la firma bávara. Este es el caso del denominado BMW Curved Display, que consta de una doble pantalla curvada y orientada hacia el conductor, una de 12,3 pulgadas para el cuadro de instrumentos y la otra de 14,9 pulgadas para el sistema multimedia. Lo cierto es que se ha digitalizado profundamente, lo que implica que desaparezcan muchos de los botones y mandos físicos. En relación al sistema de infoentretenimiento, recurre al sistema operativo BMW ID8.5, mucho más rápido que el utilizado hasta ahora y con una amplia oferta de contenidos digitales, entre los que se encuentra la plataforma AirConsole que brinda la posibilidad al conductor y pasajeros de poder reproducir videojuegos, aunque únicamente con el coche parado.

Su interior adopta el sistema de doble pantalla BMW Curved Display

También son de nueva factura el volante, con la parte inferior achatada, y el selector del cambio, de menor tamaño y más cercano al conductor, a los que se añade como novedad una tira luminosa horizontal que une los dos extremos del salpicadero. Para mejorar la sobresaliente dotación tecnológica se puede solicitar en opción el BMW Live Cockpit Professional, que incluye un sofisticado y completo Head-up Display de realidad aumentada. El interior, con una calidad de acabado muy elevada, se completa de serie con asientos de diseño deportivo y calefactados, estrenando para BMW una tapicería, al igual que los guarnecidos de las puertas y del salpicadero, del denominado cuero vegano, material con unas propiedades y tacto similar al cuero animal.

Gasolina, diésel y eléctrico para empezar…

En el arranque de su comercialización el nuevo BMW Serie 5 va a estar disponible con motores de cuatro cilindros de gasolina y diésel, todos ellos con tecnología mild-hybrid de 48 V: el 520i con una potencia de 208 CV y los diésel 520d y 520d xDrive, ambos con 197 CV y el segundo con tracción a las cuatro ruedas; tres versiones que están asociados a una nueva caja de cambios Steptronic Sport de 8 velocidades. También habrá una variante cero emisiones denominada i5 eDrive40 con 340 CV. Más adelante, en los primeros meses de 2024, la gama se completará con un nuevo motor diésel de seis cilindros y con dos versiones con tecnología híbrida enchufable (PHEV) con 299 y 489 CV. Y para rematar, a finales de 2024 llegará otra variante eléctrica de altas prestaciones, el BMW i5 M60 xDrive con 601 CV.

Ahondando más en los detalles de los sistemas de propulsión eléctricos, el i5 eDrive40 está dotado con un electromotor en el eje trasero de 340 CV (250 kW) y un par máximo de hasta 430 Nm cuando se activa la función Sport Boost o Launch Control. Su aceleración de 0 a 100 km/h es de 6 segundos y su velocidad máxima está limitada a 193 km/h. El consumo medio (WLTP) es de 19,7-15,9 kWh/100 km. En el caso del i5 M60 xDrive, cuenta con dos electromotores, uno en cada eje, por lo que goza de tracción a las cuatro ruedas. La potencia total combinada de esta versión alcanza los 601 CV (442 kW) y un par motor de hasta 820 Nm cuando se activa la función Sport Boost. Las prestaciones son muy elevadas, como así lo pone de manifiesto su aceleración de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos, con la velocidad máxima limitada a 230 km/h. Sus consumos de energía se cifran en 21,2-18,2 kWh/100 km.

La versión eléctrica i5 M60 xDrive alcanza una potencia de 601 CV

Los dos sistemas de propulsión eléctrica incluyen una batería de alto voltaje con una capacidad de 81,2 kWh, situada bajo el piso del coche. Para optimizar su carga, el vehículo está equipado con un sistema de bomba de calor para calentar o refrigerar el habitáculo, y dispone también de un sistema de recuperación de energía adaptativa. Todo ello ayuda a conseguir una autonomía de 472-582 km en el caso del i5 eDrive 40 o de 441-516 km en la opción i5 M60 xDrive. Rangos de uso que se pueden ver incrementados hasta un 25% gracias a la nueva función MAX Range, que limita potencia y velocidad y desactiva funciones de confort.

Opciones de recarga

La batería de alto voltaje permite cargas en corriente alterna con una potencia de hasta 11 kW en el caso del i5 eDrive 40 y de hasta 22 kW en la versión más prestacional. La potencia de carga en corriente continua llega hasta 205 kW, siendo en este caso posible recargar del 10% al 80% de la capacidad de la batería en unos 30 minutos. Además, la marca ofrece un buen número de soluciones para facilitar las operaciones de recarga a los usuarios, como por ejemplo la función Plug&Charge, con hasta cinco contratos de energía individuales y que permite identificar al vehículo en las estaciones de recarga sin tener que utilizar una app o tarjeta específica.

Ya sea como parte del equipo de serie o incluido en el listado de opciones, el caso es que la nueva Serie 5 disfruta de una amplia y sofisticada gama de sistemas de seguridad y de ayuda a la conducción y al aparcamiento, que permiten que el conductor pueda hacer uso de un avanzado sistema de conducción autónoma. Así, podemos destacar dada su condición de primicia mundial el asistente activo de carril con activación ocular. Esta tecnología permite al vehículo sugerir un cambio de carril que el conductor puede confirmar simplemente mirando por el retrovisor exterior, momento en el que este asistente activo asume automáticamente los movimientos necesarios de la dirección, siempre que la situación del tráfico lo permita.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos