8.8 C
Madrid
domingo, marzo 3, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Beneficio de 313 millones de euros: Sixt cierra 2021 con el mejor resultado de su historia

Sixt cerró el ejercicio pasado con una facturación de 2.282 millones de euros, los que representa el 49% más que el año anterior, debido a las importantes ganancias en cuota de mercado, con un crecimiento en Europa del 64% y de más del doble en Estados Unidos.

Del total, a ingresos por alquiler correspondieron 2.097 millones de euros, el 53,9% más que un año antes, mientras que por otros ingresos del negocio de alquiler facturó 172,4 millones de euros, el 9,3% más, a lo que se sumen otros 12,6 millones, el 6,5% más, en el capítulo de otros ingresos. Las cifras dadas a conocer por la compañía señalan un beneficio neto de 313,2 millones de euros, frente a los 98,8 millones de euros de pérdidas del año anterior. Según la evaluación de sus cifras preliminares, Sixt logró, con mucho, el mejor resultado en la historia de la compañía en 2021, con ganancias consolidadas antes de impuestos (EBT) de 442,2 millones de euros. Esta cifra es el 43,4% más alta que el EBT del año anterior al coronavirus 2019 (308,2 millones de euros). En comparación con el año anterior, el EBT aumentó en 523,7 millones de euros. El principal impulsor de las ganancias fue el fuerte crecimiento en los países europeos (excepto Alemania) y en Estados Unidos, debido a la continua internacionalización. Además, el proveedor de servicios de movilidad pudo optimizar sus costes gracias a la continua digitalización de sus procesos y la gestión eficiente de flotas y capacidades, reduciéndolos en 350 millones de euros o el 16% en comparación con el nivel de 2019.

En el capítulo de gastos, los de flota crecieron el 18% y alcanzaron los 506,5 millones de euros, los de personal fueron el 19,5% superiores y llegaron a 405 millones de euros. El impacto de depreciaciones y amortizaciones fue de 370 millones, un 19,2% menos.

El mercado de capitales premió la muy positiva evolución, que se logró a pesar de las restricciones impuestas por la pandemia del Covid-19, que fueron particularmente notorias en la primera mitad del año. El valor bursátil de la empresa aumentó el 57% al comparar los precios de cierre de fin de año de 2021 y 2020. Para el presente año, las previsiones son optimista, aunque el coronavirus y la disponibilidad de vehículos continúan presentando desafíos.

Internacionalización y contención

El Co-CEO de Sixt, Alexander Sixt, ha asegurado que los buenos resultados se deben al continuo impulso en la estrategia de internacionalización y a la contención de gastos. «Con un resultado récord que es incluso un 43% más alto que la cifra de 2019, hemos demostrado de manera impresionante que nuestro modelo de negocio es altamente flexible y adaptable a una amplia gama de circunstancias. Esta adaptabilidad es también la piedra angular para un crecimiento sostenible y rentable en el futuro», ha indicado.

Por su parte, el otro Co-CEO, Konstantin Sixt, explica que «los resultados récord de 2021 muestran claramente que hemos utilizado la crisis como una oportunidad y explotado al máximo las fortalezas de Sixt. Continuaremos persiguiendo nuestra estrategia de manera constante en 2022 e impulsando nuestro crecimiento».

Ante estos buenos resultados, la Junta Ejecutiva de la compañía propondrá un dividendo para 2021 de 3,70 euros por acción ordinaria y 3,72 euros por acción preferencial en la Junta General Anual del 28 de junio de 2022, sujeto a la aprobación del Consejo de Supervisión. De esta forma, Sixt reanudaría el pago de dividendos, que fue suspendido por el Covid-19. La propuesta corresponde a una distribución 174 millones de euros o el 55,6% del beneficio neto.

Perspectivas para 2022

Sixt continuará con su estrategia de internacionalización y digitalización en el año en curso, con una fuerte inversión en sus productos, en una experiencia de cliente mejorada y expansión geográfica. Esto incluye la entrada en el mercado australiano, que se produjo a finales del año pasado, el lanzamiento de la oferta ampliada de Van & Truck y el acceso a más aeropuertos en Estados Unidos. Además, la atención se centra en la expansión de la gama de movilidad eléctrica y las inversiones correspondientes en vehículos e infraestructura de carga. En general, Sixt seguirá invirtiendo en contratación de personal, expansión de flota, digitalización y marketing durante el año en curso.

Además, aunque la disponibilidad de vehículos sigue escaseando, Sixt aumentó su parque el año pasado y prevé seguir haciéndolo este año, ante los indicios de que la situación mejorará en la segunda mitad del año. A partir de 2023, el Consejo de Administración espera incluso un exceso de oferta de vehículos de los fabricantes de automóviles nuevos y actuales. En este contexto, y con referencia explícita a la incierta situación geopolítica y económica general, el Consejo de Administración prevé un aumento significativo de los ingresos en comparación con 2021 y un EBT de entre 380 y 480 millones de euros.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos