20.3 C
Madrid
lunes, mayo 23, 2022

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Flotas de dirección: Audi homologa sus V6 diésel para que puedan utilizar combustibles sintéticos renovables

spot_img
spot_img

No tienen por qué ser eléctricos o híbridos todos los vehículos para alcanzar una movilidad sostenible, tal y como demuestra Audi, que ha homologado muchos de sus motores diésel de seis cilindros para que puedan funcionar con combustible renovable HVO (hydrotreated vegetable oil: aceite vegetal hidrotratado), ofreciendo así una alternativa más de coches de representación a ejecutivos que buscan mayor autonomía para sus desplazamientos, pero sin renunciar a la responsabilidad social corporativa de sus empresas y a la reducción de emisiones contaminantes.

Al igual que el resto del Grupo Volkswagen, la marca de los aros tiene como objetivo una movilidad neutra en carbono y la neutralidad climática neta para 2050. Y aunque los vehículos de propulsión eléctrica siguen marcando el camino, Audi mejorará su actual gama de motores de combustión para alcanzar mayor eficiencia y reducir las emisiones. Una de las formas de conseguirlo, señala Oliver Hoffmann, responsable de Desarrollo Técnico de Audi, «es estableciendo las bases técnicas necesarias para la utilización de combustibles renovables, como el HVO». Eso no significa, apunta, que renuncien al objetivo marcado en la estrategia Vorsprung 2030 de lanzar al mercado, a partir de 2026, vehículos exclusivamente eléctricos, sino que «de esta manera, realizamos una importante contribución en el camino hacia la movilidad neutra en carbono».

Los combustibles renovables o reFuels permiten que los motores térmicos funcionen de forma más respetuosa con el clima y son un medio eficaz de desfosilización, tanto a corto plazo como a partir de 2033, cuando salga de la cadena de producción en Europa el último Audi con motor de combustión. Así pues, los diésel V6 de hasta 286 CV que se fabriquen a partir de mediados de este mes podrán repostar aceite vegetal hidrotratado HVO, que cumple la normativa europea EN 15940 y que, en comparación con el gasóleo de origen fósil, reduce entre un 70% y un 95% las emisiones de CO2.

Además, al contar con un índice de cetano más alto permite una combustión más eficiente y limpia que el gasóleo convencional. Explica Mattias Schober, responsable de Desarrollo de Sistemas de Propulsión V-TFSI, TDI y PHEV en Audi, que «como el índice de cetano del HVO es alrededor de un 30% más elevado, mejora la combustión, con efectos positivos que son especialmente notables en el arranque en frío. Antes de aprobar la utilización de este combustible verificamos sus efectos en distintos componentes y comprobamos las prestaciones y las emisiones de los gases de escape en pruebas de validación específicas». Para dar la oportunidad de utilizar combustibles renovables al máximo número posible de clientes se ha dado prioridad a las variantes de motor más populares.

Residuos y desechos

El HVO se sintetiza a partir de materiales residuales y de desecho, como el aceite de cocina usado o residuos procedentes de la agricultura, a los que se incorpora hidrógeno para convertirlos en hidrocarburos alifáticos, haciéndolos aptos para su utilización en motores diésel. Pueden añadirse al gasóleo convencional o sin mezclar, como combustible 100% puro.

Existen otros métodos de fabricación de gasóleo sintético, como el GTL (gas-to-liquid: gas a líquido) y el PTL (power-to-liquid: energía a líquido). Este último se puede obtener de forma sostenible a partir de electricidad renovable, agua y el CO2 de la atmósfera. Como denominación colectiva para estos combustibles regulados por la normativa EN 15940 se utiliza el término XTL (X-to-liquid: X a líquido), en el que la X representa el componente original. Los surtidores de este tipo de combustibles están identificados con este símbolo. Los modelos de Audi homologados para funcionar con él incorporan una etiqueta con las siglas XTL en la tapa del depósito.

En más de 600 gasolineras

Además de todos los motores diésel V6 de hasta 286 CV de las gamas A4, A5, A6, A7, A8, Q7 y Q8 fabricados a partir de mediados de este mes, podrán utilizar el HVO las mecánicas de hasta 245 CV de los Audi Q5, a principios de marzo, y Audi A6 allroad, en verano. Asimismo, este combustible ha sido aprobado en Europa para los motores diésel de 4 cilindros de los Audi A3, Q2 y Q3 que se fabrican desde junio de 2021. En los modelos basados en la plataforma modular longitudinal, los motores TDI de cuatro cilindros de las gamas A4, A5, A6, A7 y Q5 son aptos para la utilización de HVO desde mediados del año pasado en Suecia, Dinamarca e Italia, ya que la demanda de estos motores ha sido mayor en estos países hasta la fecha.

El gasóleo HVO ya está disponible en más de 600 estaciones de servicio de Europa, la mayoría de ellas situadas en Escandinavia, donde los requisitos medioambientales son especialmente estrictos.

Compatibilidad

Con varios proyectos piloto, como la planta de conversión de energía en gas de Werlte, Audi ha adquirido conocimientos sobre fabricación de combustibles sostenibles, de los que se está beneficiando todo el Grupo Volkswagen, el cual coopera con los fabricantes de aceites minerales y otros proveedores de energía y aporta su experiencia técnica para garantizar la compatibilidad de los motores existentes con los combustibles renovables reFuels.

Desde marzo de 2021, por ejemplo, el R33 Blue Diesel, un combustible respetuoso con el medio ambiente, está disponible en estaciones de servicio de las factorías de Audi en Ingolstadt y Neckarsulm. Este diésel, fabricado con hasta el 33% de componentes renovables, procedentes exclusivamente de materiales residuales y de desecho, reduce las emisiones de CO2 en al menos el 20% en comparación con el gasóleo fósil en el análisis del pozo a la rueda (well-to-wheel), además de ser un combustible de primera calidad que, gracias a su aditivación especial, tiene un efecto positivo sobre el desgaste y la vida útil del motor. El R33 Blue Diesel está certificado para todos los vehículos diésel, incluso los más antiguos. El Grupo Volkswagen ha desempeñado un papel importante en el desarrollo de este combustible y su experiencia ha contribuido a que esté listo para su comercialización.

Además de las estaciones de servicio de Audi y VW, el combustible ya está disponible en algunas estaciones de servicio públicas. Sin embargo, en Alemania sigue siendo habitual el uso de gasóleo fósil con un contenido de biodiésel de hasta el 7%; este combustible se identifica en las estaciones de servicio con el símbolo B7. Pronto estará disponible también el R33 Blue Gasoline, el equivalente para motores de gasolina al R33 Blue Diesel. Al igual que el combustible diésel respetuoso con el medio ambiente, puede utilizarse en toda la flota existente.

Para más adelante, Audi y todo el Grupo Volkswagen homologarán más motores de combustión para utilizar combustibles sintéticos renovables, realizando así una valiosa contribución a la desfosilización.

spot_img

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos