spot_img
8.5 C
Madrid
domingo, noviembre 28, 2021

Flotas, renting y vehículos de ocasión

spot_img

Astara, la nueva Bergé Automoción, facturará 4.000 millones de euros, un 90% más que en 2020

spot_img

Astara, la nueva compañía nacida de la integración de las empresas de Bergé Automoción especializadas en ofrecer soluciones de movilidad, como Trive (plataforma de gestión de vehículo nuevo, usado y renting), Cardive (plataforma de suscripción de vehículos a particulares), Fleeet (plataforma de suscripción de vehículos para profesionales) y BotOn (vehículo conectado), facturará cerca de 4.000 millones de euros este año, lo que significa casi un 90% más que el ejercicio anterior, según estimaciones de Jorge Navea, consejero delegado de la empresa.

Este incremento de los ingresos, según reconoció Navea durante la presentación a la prensa de Astara, es producto de la recuperación económica tras la pandemia y de la entrada en nuevos mercados y áreas de negocio. Así, tras facturar 3.000 millones de euros en 2019 como Bergé Automoción y caer en 2020 por la crisis del coronavirus, ya como Astara prevé alcanzar los 4.000 millones a finales de este año y llegar a 5.500 millones de euros en 2022, un 37,5% más que en 2021 y un 160% más que en 2020. El 90% de la facturación de Astara procederá de la venta de vehículos nuevos y usados, si bien irá equilibrándose poco a poco con la de los servicios de movilidad.

En 2015, el 75% de la cifra de negocio de Bergé Auto se concentraba en Latinoamérica y el 25% en Europa, mientras que la previsión para 2023 es que el 45% se genere en Europa, el 45% en Latinoamérica y el 10% en otros mercados, afirmó Navea. Así, de los siete países en los que trabajaba Bergé Auto en 2015, Astara pasará a unos 25 en 2023, con proyectos en Costa Rica, Bolivia y algún país del Este de Europa o de la región báltica. En este sentido, Navea pronostica que Trive, Fleeet y Cardive tendrán presencia en seis países en 2025. Además, ese mismo año BotOn expandirá su conectividad entre vehículos de todas las marcas. De hecho, ya cuenta con acuerdos con dos fabricantes alemanes.

En cuanto a ventas, la nueva compañía prevé llegar a las 200.000 unidades en todo el mundo este año y a las 225.000 en 2023, lo que supondrá un incremento del 12,5%.

Ecosistema propio

Astara, que desarrollará su propio ecosistema de movilidad y situará al cliente en el centro del negocio, pretende alcanzar los 215.000 usuarios en sus diferentes plataformas en 2023, frente a los 28.000 que maneja en la actualidad. Para ello, trabajará por conseguir una movilidad más sostenible, mejor digitalizada y energéticamente más eficiente. La nueva marca centralizará este ecosistema de movilidad y englobará todos los mercados en los que opera el grupo, todas las posibles opciones de pertenencia, suscripción, uso y conectividad, al tiempo que incorporará tecnología de última generación, permitiendo el conocimiento y la optimización a través de datos.

Astara será, por tanto, la imagen de toda una diversificación de productos y servicios centrados en la movilidad, tales como propiedad, suscripción, B2B/B2C y nuevos canales; respaldados a su vez por una plataforma digital de desarrollo propio, la cual permite interactuar con los clientes a lo largo de las diferentes fases de la experiencia de compra.

Artículos reclacionados

- Advertisement -spot_img

Últimos artículos

- Advertisement -spot_img