2.6 C
Madrid
sábado, marzo 2, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

El sector, en alerta por los conductores: faltan 20.000 y el 70% de los que quedan superan los 50 años

El sector del transporte muestra graves síntomas de preocupación de cara a un futuro más o menos inmediato y cercano. En España hacen falta 20.000 conductores para garantizar el transporte de mercancías y el 70% por ciento de los que hay actualmente en activo superan los 50 años de edad.

La Asociación de Fabricantes y Distribuidores (AECOC) alerta de esta grave situación existente en el mercado laboral y de los graves problemas que la misma puede crear en el sector del transporte de mercancías y de la logística y distribución en nuestro país durante los próximos años.

Y no, no se trata únicamente de un problema que afecte sólo al mercado español. Si bien en nuestro país la situación comienza a resultar alarmante, a escala global también se precisa incrementar el número de profesionales. Según esta asociación, el mundo necesita incrementar la cifra de conductores profesionales en algo más de 2,6 millones.

La profesión de conductor profesional resulta cada vez menos atractiva para las nuevas generaciones. De ahí no sólo la escasez actual de profesionales, también la elevada edad media que está alcanzando entre las personas dedicadas a estas labores. Si en España la media supera claramente los 50 años, en Europa también es superior a los 47.

El incremento de las líneas de transporte de larga distancia (el que menor atractivo ofrece a los chóferes), el envejecimiento y hartazgo de los profesionales que actualmente operan en el sector, el paulatino y fuerte empeoramiento de las condiciones laborales que vienen sufriendo en los últimos tiempos, junto con la cada vez más fuerte atomización que sufre el sector del transporte (el 80% de las empresas existentes tienen menos de 25 empleados), son las principales causas que el profesor de la IE University, Jorge Pena, esgrime para explicar la actual situación.

Pena y su equipo son los autores del informe «Entendiendo la brecha entre oferta y demanda de conductores de camión en España», en el que se ponen de manifiesto los principales problemas que provocan que cada vez se encuentre un menor número de personas interesadas en ejercer esta profesión.

Según el citado informe, los transportistas soportan un mayor número de horas efectivas de trabajo que muchas otras profesiones y colectivos profesionales con remuneraciones similares e incluso superiores. Igualmente, han de hacer frente a un mayor número de jornadas en fines de semana, mayor volumen de nocturnidades y otras circunstancias que hacen su trabajo mucho más exigente que otros como los de la construcción o en el sector del comercio.

«Con las condiciones actuales, la demanda de conductores podría incrementarse hasta en un 20% durante los próximos años, mientras que la oferta apenas se reduciría en un 12%», comenta el profesor Pena.

Cada vez es más unánime el clamor que exige hacer más atractiva la profesión del conductor o profesional del transporte. Las empresas españolas ya están reclamando que se valore mejor a sus profesionales, al tiempo que se están realizando mayores esfuerzos por mejorar la conciliación tanto familiar como social en la profesión. También exigen que se mejoren los planes formativos existentes, en especial los desarrollados en colaboración con las diferentes administraciones.

En este sentido, cabe destacar la visión negativa que al respecto manifiestan distintos dirigentes de empresas del transporte. Así, para Javier Jiménez, de Molinero Logística, los intentos por crear módulos de Formación Profesional dual con la administración han supuesto un auténtico fracaso. Y para José Noriega, presidente del Grupo Logístico Noriega «cada vez hay menores incentivos para que una persona acceda a la profesión».

Además, existen otros problemas añadidos, como son la obligación de tener que disponer de dos carnés para poder conducir un camión, lo que «requiere una inversión que supone un gran esfuerzo para cualquier persona» y que en el caso de profesiones tan bajamente remuneradas significa una importante barrera de acceso a la misma.

Ambos dirigentes se han posicionado favorablemente por avanzar la edad de jubilación de los profesionales del transporte a los 60 años, aunque ello redunde en hacer aún más necesario el mejorar las condiciones y atraer a nuevos conductores al sector que puedan tomar el relevo.

La falta de conductores supone un grave problema. Al decir de las grandes empresas usuarias del transporte, la falta de conductores puede provocar importantes problemas en la cadena de suministro. En este sentido se ha manifestado el director de Operaciones Logísticas de la compañía cervecera Mahou-San Miguel, Julio de Pazo, para quien la escasez de profesionales del volante en el sector «puede tensionar gravemente la cadena de suministro en los próximos años». Por esta razón, De Pazo solicita que la subida de salarios que precisan los conductores no termine traduciéndose en un incremento de los precios de las mercancías que transportan.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos