11.1 C
Madrid
sábado, octubre 1, 2022

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

ALD Automotive recomienda revisar a fondo los neumáticos tras el verano

spot_img

Según ALD Automotive, los neumáticos se encuentran más desgastados después del verano tras realizar muchos más desplazamientos largos que en otros periodos del año. Concretamente, la Dirección General de Tráfico (DGT) estima que en julio y agosto se han producido alrededor de 93 millones de desplazamientos de largo recorrido, un 2,4% más que en el año anterior. Por ello, la compañía de renting y gestión de flotas recomienda revisarlos, ya que unos neumáticos en mal estado pueden provocar que otros sistemas del coche fallen. Al respecto, aconseja controlar la presión de inflado, revisar su estado, sustituir las cubiertas de verano por las de invierno cuando sea necesario y evitar la conducción agresiva.

El director de la Escuela de Conducción de ALD Automotive, Javier Cabanas, señala que «los neumáticos son un elemento clave en torno a la seguridad y eficiencia del vehículo, por lo que se deberán controlar aspectos como el control de presión de inflado o los indicadores de desgaste, ya que circular con unos neumáticos con una presión inadecuada puede conllevar que la circulación se vuelva más peligrosa». Así pues, es importante comprobar la presión de los neumáticos, ajustando las medidas a las recomendadas por el fabricante, con el fin de mejorar el rendimiento y seguridad del automóvil, además de evitar un desgaste prematuro y potenciar su vida útil.

El segundo consejo pasa por revisar el estado de los neumáticos, inspeccionando que no presenten daños provocados por baches y golpes y que su desgaste no sea excesivo, ya que ello derivaría en problemas de adherencia y estabilidad al frenar. Además, si el surco de la cubierta es inferior a 1,6 mm, el conductor está expuesto a una multa de la DGT de 200 euros por neumático con profundidad inferior a la señalada. Por todo ello, ALD recomienda cambiar los neumáticos cuando la banda de rodadura alcance los tres milímetros de profundidad, especialmente en periodos de lluvia, nieve o hielo, así como cuando aparezcan los testigos de límite de desgaste en la goma.

Clima y conducción

Otro aspecto a tener en cuenta es el tipo de neumático que monta el vehículo, que ha de ser acorde al clima en el que vaya a ser utilizado. Los neumáticos de invierno son indispensables para optimizar la adherencia en carreteras frías, ya estén mojadas, nevadas o cubiertas de hielo, mientras que los de verano proporcionan niveles altos de agarre en caminos húmedos y secos, así como una alta estabilidad en curvas y un desempeño de conducción óptimo con temperaturas más elevadas.

ALD Automotive insiste también en el estilo de conducción e indica que el mismo repercutirá en la longevidad de los neumáticos, por lo que conducir de manera agresiva puede provocar un mayor desgaste en la banda de rodadura, calentando la rueda en consecuencia y afectando a la calidad de la goma.

Señala acertadamente Javier Cabanas que «cualquier conductor debería tener conocimientos elementales de tecnología del automóvil, como es el caso de los neumáticos, así como de conducción eficiente o sobre el mantenimiento básico del vehículo, enfocado a la reducción del consumo de combustible». Y añade que con un gesto tan sencillo como es revisar mensualmente la presión de los neumáticos «podemos reducir el consumo de combustible hasta el 15%».

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos