11.1 C
Madrid
sábado, octubre 1, 2022

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

ALD Automotive gana 255 millones de euros en el primer trimestre (+64,2%) impulsada por la venta de sus vehículos

spot_img

ALD Automotive ha obtenido un beneficio neto de 255,3 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone un incremento del 64,2% respecto a los 155,5 millones de euros obtenidos en igual periodo del año pasado. Los ingresos operativos brutos alcanzaron los 544,2 millones de euros, un 48,6% más, mientras que los gastos operativos ascendieron a 187,8 millones de euros, frente a los 163,9 millones de hace un año, un incremento que responde a la provisión de fondos para la adquisición de LeasePlan (10 millones de euros) y al aumento en la compensación variable que reflejan las ventas récord de vehículos usados.

Por su parte, los márgenes de contratos de arrendamiento y servicios alcanzaron los 329 millones de euros en estos tres primeros meses, estables en comparación con el mismo periodo de 2021. Incluidos 27,3 millones de euros por provisiones en Ucrania y 12,5 millones por el impacto de la revalorización de la flota, los márgenes totales registraron un incremento del 4,5%.

Fuerte tirón de la venta de usados

En estos magníficos resultados, sin duda, las ventas de sus vehículos tienen especial importancia, al generar unos ingresos de 215,2 millones de euros en el primer trimestre del año, muy por encima de los 38,2 millones de enero-marzo de 2021. Este resultado viene impulsado por las condiciones altamente favorables en el mercado de vehículos usados, donde una escasez de suministro sin precedentes genera ganancias excepcionales. En este contexto, ALD ha experimentado una fuerte dinámica comercial y una situación de oferta/demanda excepcionalmente favorable en dicho mercado, ​​que se espera que persista en el corto plazo. Así, el beneficio medio por vehículo usado hasta marzo ha llegado a 3.101 euros, frente a los 439 del primer cuarto del año pasado. La operadora de Société Générale estima que el beneficio por unidad de usado vendida se elevará por encima de los 2.000 euros de media a finales de año, frente a los 1.422 euros conseguidos en 2021.

No obstante, las ventas de vehículos fueron inferiores a las del primer trimestre del año pasado, 69.000 unidades frente a 87.000, un descenso motivado por el incremento en la duración de los contratos y en el alquiler de estos vehículos, lo que ha dejado bajo mínimos el stock ​a finales del primer trimestre.

Por otra parte, a finales de marzo ALD contabilizaba 1.737.000 contratos gestionados en todo el mundo, mientras que la flota financiada crecía el 4,8% hasta 1.436.000 vehículos, respaldada por un fuerte crecimiento orgánico del 2,6%, a pesar de las continuas limitaciones de la cadena de suministro. La participación de los vehículos eléctricos se mantuvo en un nivel alto, en el 26% de las entregas de turismos en Europa.

Resultados excelentes

Sobre los resultados del primer trimestre, Tim Albertsen, CEO de ALD, asegura que han registrado un «excelente comienzo de año, con una dinámica comercial muy sólida a pesar de las continuas limitaciones de suministro. En un entorno más complejo, una vez más ALD ha demostrado la relevancia de su modelo de negocio a través de la entrega constante de resultados de alta calidad». En los últimos meses, los entornos económicos, geopolíticos y de salud han cambiado drásticamente, lo que plantea desafíos sin precedentes para la industria del arrendamiento de automóviles, señala Albertsen, y explica que, sin embargo, «ALD se apresuró a ajustar y tomar las medidas necesarias y confío en que, gracias a su ventaja comercial competitiva y la fortaleza de sus equipos, puede navegar con éxito a través de este nuevo entorno».

Sobre la adquisición de LeasePlan, el CEO de la compañía afirmó que «reforzará aún más el posicionamiento de ALD y su resiliencia».

Plan táctico

A pesar de que en el primer trimestre la economía mundial fue recuperándose de la pandemia, el entorno macroeconómico se tornó más incierto, con continuas interrupciones en las cadenas de suministro, aumento de la inflación, de los precios del combustible y de las tasas de interés, tensiones geopolíticas y nuevos bloqueos en China. Para mitigar los impactos del entorno cambiante y aprovechar las oportunidades potenciales, ALD lanzó un plan táctico articulado en torno a cuatro objetivos: asegurar el suministro de automóviles, mantener los altos estándares de servicio a los clientes, preservar sus márgenes y reducir riesgos.

Con las cadenas de suministro interrumpidas por las tensiones geopolíticas y los bloqueos en China, ALD ha asegurando sus suministros de automóviles aumentando sus compras al por mayor y anticipando pedidos, aprovechando sus sólidas y duraderas relaciones con los fabricantes de automóviles, mientras que ante la escasez de vehículos ha ampliado los contratos de sus clientes y ha continuado promocionando su oferta de productos flexibles, tales como ALD Flex y Used Car Lease.

Teniendo en cuenta el rápido aumento de la inflación en sus principales mercados, la operadora también está revisando sus precios con más frecuencia. Asimismo, ha aprovechado el mayor precio de los combustibles para reforzar su departamento de asesoramiento a clientes, ofreciéndoles productos más sostenibles e innovadores, como el vehículo eléctrico o la movilidad multimodal, en línea con su plan estratégico Move 2025. Igualmente, mediante su estricta política de financiación, es decir, cubrir su riesgo de liquidez, tasas de interés y tipo de cambio en el origen del contrato, ALD sigue protegiendo sus márgenes. Finalmente, ante la incertidumbre geopolítica, ALD anunció el pasado 11 de abril que ya no establecería ninguna nueva relación comercial en Rusia, Kazajstán y Bielorrusia.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos