6.6 C
Madrid
jueves, febrero 9, 2023

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

ALD Automotive afianza la seguridad vial de sus clientes a través de su escuela de conducción

spot_img

El compromiso de ALD Automotive con la seguridad vial arrancó hace casi dos décadas, en julio de 2004, cuando la compañía de renting y gestión de flotas puso en marcha su escuela de conducción para cubrir las necesidades de sus clientes en seguridad vial y prevención de riesgos laborales. Con ello, se ponía a la vanguardia de tan importante asunto y se convertía, asimismo, en la primera empresa de renting en contar con su propia escuela de conducción, que impartía sus cursos en las instalaciones de Tepesa, en Brunete, con el fallecido Pacos Costas al frente.

Hoy en día, dirigida por Javier Cabanas, la escuela de conducción de ALD Automotive sigue viento en popa y, coincidiendo con el Día Mundial de la Seguridad Vial, el pasado 10 de junio, la compañía de renting quiso recordar a sus clientes la posibilidad de hacer uso de la misma para reforzar y refrescar la seguridad al volante, para lo que cuenta, en sus sedes de Madrid, Barcelona y Valencia, con profesores expertos que emplean una moderna flota de vehículos y las más avanzadas tecnologías para simular condiciones adversas.

La escuela, que recibe a unos 500 alumnos cada año, tiene como meta enseñar a los conductores a reaccionar correctamente ante las situaciones de riesgo que se pueden dar a diario e incrementar el nivel de seguridad en las carreteras con la formación de conductores responsables.

Para ello, el curso de «Perfeccionamiento de la conducción», específico para mejorar la seguridad vial y el más solicitado por las empresas, instruye a los alumnos en manejo del volante, trazado de curvas, control del vehículo sobre superficies deslizantes y frenada de emergencia, para lo que cuenta con simuladores de vuelcos e impactos.

Disminuir la siniestralidad

Durante el mismo, los conductores se enfrentan a riesgos cotidianos de la carretera y cómo afrontarlos de manera correcta con vehículos de serie, sin ningún tipo de alteración para no falsear la situación. Como comenta Cabanas, buscan disminuir la siniestralidad mediante el conocimiento del comportamiento del vehículo.

El perfil de los alumnos es el de trabajadores que utilizan en su día a día el coche, pero no son conductores profesionales, tales como comerciales, directivos, etcétera. Explica el director de la escuela que la mayoría, al concluir el curso, afirma que han actuado de forma instintiva y gran parte de las veces va en contra de lo correcto. Otro aspecto que también sorprende es lo difícil que es controlar un vehículo, incluso a lo que ellos consideran baja velocidad. «La creencia general es pensar que los accidentes pasan cuando se circula a 120 km/h, pero pueden ocurrir a cualquier velocidad. La seguridad vial se mejora con formación y responsabilidad. Iniciativas como las de la escuela de conducción de ALD ayudan a tomar conciencia de los riesgos a los que nos exponemos al sentarnos al volante y hacer frente a ellos de la mejor forma posible», concluye Cabanas.

spot_img

Artículos reclacionados

spot_img

Últimos artículos