27.2 C
Madrid
viernes, junio 21, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

AECA-ITV pone en valor la tarjeta técnica del vehículo como garante del mercado de vehículos usados

spot_img

La tarjeta ITV (TITV) es la principal “garantía” con la que cuenta el mercado del vehículo de ocasión para certificar un vehículo y garantizar con ello la correcta salud de este negocio, advierte la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos AECA-ITV.

Gracias a la tarjeta TITV se puede conocer el estado e historial de cualquier vehículo a lo largo de su vida útil, lo que la convierte en un elemento clave determinante a la hora de adquirir cualquier vehículo de ocasión. Disponer de la TITV ayuda a evitar errores en la identificación del vehículo durante los procesos de compraventa, al tiempo que facilita la comprobación de la auténtica identidad del vehículo que estamos adquiriendo.

En la tarjeta técnica de la ITV figuran datos tan importantes como el del número de bastidor o VIN (Vehicle Identification Number), una cifra estándar internacional compuesta por 17 caracteres alfanuméricos que permiten identificar o conocer los registros existentes de cualquier vehículo. Datos todos ellos a través de los cuales se puede investigar y conocer la información disponible sobre accidentes, reparaciones, registro de propietarios, reclamaciones al seguro, pagos pendientes del vehículo, problemas de tipo legal que pesan sobre el mismo, etc.

Pero además, desde AECA-ITV se quiere poner en valor, a la hora de adquirir un vehículo de segunda mano, no solo la importancia de la tarjeta técnica, sino la de la propia revisión ITV. Desde la asociación se indica que proceder a pasar con carácter voluntario una revisión del vehículo en las ITV “es una excelente herramienta que permite asegurar al comprador que el coche que va a adquirir se encuentra en buen estado, dado que al vendedor le permite ofrecer una garantía del buen funcionamiento del mismo».

Completa comprobación de puntos esenciales

Los vehículos usados suelen presentar problemas que no son detectables a simple vista. Solo unos ojos profesionales y mediante una completa comprobación de los puntos esenciales del vehículo como la que se realiza en las estaciones de ITV se puede garantizar que motor, alumbrado, frenos, emisiones de gases y muchos otros sistemas funcionan correctamente y se encuentran en estado óptimo para poder circular con el vehículo.

AECA-ITV, asociación que viene sugiriendo desde hace tiempo la necesidad de que los vehículos usados deberían de someterse a la revisión de las ITV previamente a ser transferidos, indica también que al pasar la citada inspección los vehículos son igualmente verificados en cuanto a su documentación se refiere, dado que estos son inspeccionados durante la misma. De hecho, en los datos estadísticos que sobre los resultados de las ITV proporciona anualmente, AECA-ITV incluye siempre los porcentajes de vehículos que se presentan a las inspecciones ITV obligatorias respecto de defectos graves en el capítulo de identificación de los mismos. Por lo general, este apartado viene a representar el 2% de las infracciones que provocan que un vehículo no supere el control de la ITV, siendo los vehículos agrícolas y las motocicletas los que mayor número de defectos presentan en este apartado.

Garantía de fiabilidad documental

Las ITV son las encargadas de verificar que los datos de identificación del vehículo y de la tarjeta de inspección (TITV) coinciden y se reflejan fehacientemente en la documentación presentada (tarjeta TIPTV, permiso de circulación, seguro). Las ITV comprueban tanto el número de bastidor o VIN, el número de la matrícula (además de su estado) y que todo ello coincida con el registro o denominación comercial del vehículo que en su día le fueron asignados, tanto de su producción como de su venta.

De esta manera, los compradores podrían constatar, gracias a la certificación de que el vehículo habría superado voluntariamente la ITV, que la unidad que están a punto de comprar no está implicada en algún tipo de manipulación por haber sido objeto de sustracción o que tenga alguna irregularidad real, al tiempo que recibirían un informe sobre el estado real de sus componentes y mecánica. “Sería la mejor garantía de compra que un particular le puede ofrecer a otro”, comentan desde la asociación que agrupa a las entidades propietarias de estaciones de ITV.

Comprobar idoneidad de reformas o modificaciones

Adicionalmente, las estaciones ITV también pueden comprobar si los vehículos fueron objeto de reformas o reparaciones y si estas han sido realizadas de manera correcta, acorde a las normas vigentes. Reformas que, en todo caso, deberían aparecer igualmente anotadas en su tarjeta TITV, tal y como establece la ley, pues la normativa exige verificar que no se hayan realizado manipulaciones posteriores a las mismas en las anotaciones sobre los elementos reformados.

Igualmente, se verifica que el número de la placa de matrícula sea visible y coincida con el indicado en la documentación… y con el asignado en su día al número de bastidor del vehículo. Algo tan importante como el que la propia placa esté bien fijada al vehículo y que esta fijación sea correcta.

Artículos reclacionados

spot_img

Últimos artículos