11.9 C
Madrid
jueves, mayo 23, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Acuerdo UE: la red de carreteras deberá contar con cargadores para VE cada 60 km en 2026

spot_img

Estaciones de carga para vehículos eléctricos cada 60 km con una potencia de 400 kW para 2026 y de 600 kW para 2028. Este es el principio de acuerdo alcanzado entre el Consejo y el Parlamento Europeo que, a falta de su aprobación definitiva, establece los objetivos mínimos que los distintos países europeos deberán cumplir para garantizar el despliegue de la movilidad eléctrica en sus respectivas redes de carreteras.

La UE busca reducir su dependencia de fuentes energéticas de las que carece, como es el caso del petróleo, al tiempo que contener las emisiones netas de gases de efecto invernadero en al menos un 55% para 2030.

Garantizar el suministro en todo el territorio

Para lograr estos objetivos es preciso cambiar a una movilidad descarbonizada y preferentemente eléctrica, que precisa disponer cuanto antes de una red de puntos de carga lo suficientemente amplia como para garantizar los desplazamientos de los vehículos eléctricos por su territorio sin problemas de abastecimiento de energía.

Por esta razón, y para acelerar el proceso de implantación de los puntos de carga en las redes de carreteras, la principal meta de la UE es ampliar el despliegue de estaciones de carga o de reabastecimiento de combustibles alternativos para automóviles, camiones e incluso aviones estacionados.

Estaciones para autobuses y camiones cada 120 km

El texto aprobado por los legisladores obliga además a los países comunitarios a disponer igualmente de una estación de carga cada 120 km para camiones y autobuses. Estas estaciones deberán estar ya instaladas en las principales rutas de la UE para 2028. En este caso, las potencias deberán ir desde los 1.400 kW a los 2.800 kW, según la ruta de la que se trate.

La red de puntos de carga en carretera que la UE quiere garantizar se complementará igualmente con la implantación de dos estaciones de carga para camiones en las áreas seguras de estacionamiento habilitadas en la red viaria. Estos puntos de carga se instalarán a partir de 2028.

El acuerdo alcanzado también contempla distintas excepciones, que serán las que se apliquen en las regiones europeas ultraperiféricas, las islas y en aquellas carreteras con muy poco tráfico.

Hidrogeneras cada 200 km

De igual modo, Comisión y Parlamento han acordado iniciar el despliegue de estaciones de repostaje de hidrógeno en la red básica transeuropea de transporte para garantizar que al menos haya una instalada cada 200 km de recorrido para 2031.

El acuerdo también alcanza a las instalaciones portuarias, en especial a aquellas donde se produzcan al menos 50 escalas de grandes buques de pasajeros o 100 de buques portacontenedores. El acuerdo contempla la obligación de estos puertos de proporcionar electricidad a dichos buques de aquí a 2030.

Plena transparencia en los precios

Otro de los puntos alcanzados en el acuerdo entre la Comisión y el Parlamento obliga tanto a los operadores de las estaciones de recarga eléctrica como a los de repostaje de hidrógeno a garantizar plena transparencia en los precios, a ofrecer métodos de pago comunes ad hoc (tarjetas de débito, de crédito, …) y a poner a disposición mediante medios electrónicos todos los datos pertinentes relativos a la ubicación de sus instalaciones, ocupación de los puntos de carga, capacidades de los mismos, precios vigentes, etc, con el fin de permitir que los usuarios estén plenamente informados.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos