25.2 C
Madrid
martes, julio 5, 2022

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

ACEA advierte: hay que instalar 14.000 cargadores públicos semanales hasta 2030 para cumplir los objetivos de emisiones

spot_img

Para alcanzar la reducción del 55% de CO2 propuesta para los turismos por la Comisión Europea en el Reglamento de Infraestructura de Combustibles Alternativos (AFIR), que ahora se está negociando en el Parlamento Europeo y en el Consejo, se necesitarían hasta 6,8 millones de puntos de carga públicos en toda la Unión Europea para 2030, lo que significaría instalar hasta 14.000 puntos de recarga públicos semanalmente, muy por encima de los menos de 2.000 que están montándose actualmente, según una investigación intersectorial basada en el análisis de McKinsey.

Para ello se requerirá una inversión de 8.000 millones de euros anuales, una cifra muy por debajo de la destinada a otros proyectos de infraestructura comparables -apenas es el 16% de lo que está destinándose a 5G y redes de Internet de alta velocidad-, si bien traería enormes beneficios ambientales. La inversión se eleva a 280.000 millones de euros hasta 2030 si se tiene en cuenta, además de la instalación de puntos de carga públicos y privados, la mejora de la red eléctrica y la creación de capacidad para la producción de energía renovable.

Tras conocer estos datos, la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) reclama a todos los estados miembros de la UE que intensifiquen urgentemente las inversiones en infraestructura para automóviles, furgonetas, camiones y autobuses con carga eléctrica, ya que las marcas de automóviles están lanzando cientos de nuevos modelos de vehículos de emisiones bajas y cero y ven con preocupación el lento despliegue de la infraestructura necesaria para cargar y repostar estos vehículos. De hecho, señala la asociación, las ventas de automóviles electrificados se multiplicaron por 10 en los últimos cinco años, alcanzando 1,7 millones de unidades en 2021 (el 18% del mercado total), mientras que el número de cargadores públicos en la UE solo se multiplicó por 2,5 durante el mismo período. ACEA asegura que se necesitarán cerca de 184 puntos de recarga por cada 100 km de carretera para coches.

El presidente de ACEA y director ejecutivo de BMW Group, Oliver Zipse, reconoce que aunque la transición a cero es una carrera a largo plazo, «el desafío clave ahora es convencer a todos los Estados miembros para que aceleren el ritmo en el despliegue de la infraestructura requerida. Necesitamos absolutamente una conclusión ambiciosa de la propuesta AFIR, tanto en términos de su calendario como de los objetivos que establece para cada país de la UE».

Vehículos pesados

Por lo que respecta a los vehículos pesados, las ubicaciones, el espacio y los niveles de potencia necesarios para la infraestructura ​​son sustancialmente diferentes a los de los automóviles de pasajeros. Según el documento de investigación, los camiones requerirán 279.000 puntos de carga para 2030, de los que el 84% estarán en centros de flota. El resto de puntos de recarga serán principalmente públicos, rápidos en carretera (36.000) y nocturnos (9.000). En el caso de los autobuses, se necesitarán 56.000 puntos de recarga para 2030, de los que el 92% estarán en centros de flota. Los otros 4.000 deberían permitir la carga rápida fuera de las autopistas, especialmente para autobuses y autocares regionales.

En promedio, se requerirán 24.000 cargadores rápidos públicos para camiones y autobuses; es decir, un promedio de 51 puntos de carga rápida cada 100 km.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos