8 C
Madrid
sábado, marzo 2, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

El valor medio de los vehículos eléctricos en el mercado de ocasión se redujo en un 5,7% durante 2023

El fuerte incremento de los precios de los vehículos eléctricos en el mercado de ocasión (+40%) experimentado durante el año 2022 comienza a corregirse. En 2023, el valor medio de los eléctricos de ocasión se redujo en un 5,7% “gracias al paulatino incremento de los stocks”… y a que muchos consumidores no están dispuestos a pagar los elevados precios existentes.

Esta misma mañana se ha presentado el informe “Electricar 2023” en el que GANVAM y el marketplace experto en movilidad coches.net analizan conjuntamente la evolución en general de los precios medios de los coches eléctricos en el mercado de ocasión durante el año.

En 2023, el valor medio de los eléctricos comercializados en el mercado de ocasión español fue de 34.818 euros, un 5,7% inferior al alcanzado en diciembre de 2022. En los últimos doce meses, el valor medio se redujo en aproximadamente 2.000 euros, pasando de los 36.601 euros que tenía en enero a los 34.818 euros con los que cerraba el año pasado.

Renting y rent a car, principales «fabricantes»

Tras el fuerte incremento de los precios experimentado durante el año 2022 debido a la escasez de stock, en 2023, gracias fundamentalmente a la renovación de las flotas de las operadoras de renting y de las alquiladoras, que permitió introducir un buen número de unidades en el mercado de ocasión, el número de eléctricos disponibles ha crecido.

Por regiones, al cierre del año Baleares (-22,7%), La Rioja (-16,8%) y Madrid (-11,2%) fueron las comunidades autónomas donde los precios de los vehículos eléctricos experimentaron una mayor rebaja con respecto a los valores de diciembre del año 2022, frente a otras como Extremadura (+36,1%), Murcia (+18,5%) o Navarra (+18,4), donde lejos de reducirse su valor los precios siguieron evolucionando al alza notoriamente, debido fundamentalmente al escaso número de unidades disponibles en dichos mercados.

Por provincias, las mayores variaciones interanuales al alza en distintos momentos del año se produjeron en Cáceres (+60,50%), León (+54,40%), Huelva (+48,20%), Ávila (+45,10%) y Badajoz, (35,10%), mientras que los precios medios más elevados al cierre del año se encontraban en Huelva (50.256 €), Álava (49.776 €), Murcia (43.954 €), Zamora (41.512 €) y Cádiz (40.065 €).

Por el contrario, las provincias que mayores reducciones experimentaron en los precios medios de los vehículos eléctricos ofertados fueron Salamanca (-29,50%), Palencia (-26,40%), Segovia (-23,00%), Baleares (-22,70%) y Almería (-22,00%). Las provincias donde más barato resultó adquirir un vehículo eléctrico de ocasión durante el pasado año 2023 fueron Guadalajara (23.613 €), La Rioja (24.222 €), Lugo (26.534 €), Orense (27.691 €) y Jaén (28.760 €).

Valores medios dispares, de 24.222 a 45.952 euros

El valor medio más elevado del año 2023 se alcanzó en Murcia este pasado mes de noviembre, cuando los vehículos eléctricos alcanzaron un precio medio de oferta de 45.952 euros. Por el contrario, el valor medio más bajo del año por un eléctrico se registró en La Rioja en diciembre, cuando el valor medio alcanzado por las unidades ofertadas fue de tan sólo 24.222 euros.

En general, el mercado vino experimentando continuas caídas interanuales en el valor medio de los usados eléctricos ofertados desde el pasado mes de agosto (-2,7%), hasta cerrar con la caída general ya comentada del 5,7% en el cómputo general del año. Seis meses a la baja que contrastan con los 27 meses consecutivos de valores al alza que alcanzaron su máximo en noviembre de 2022, cuando el valor medio de un vehículo eléctrico en el mercado de ocasión alcanzó los 37.228 euros, máximo histórico hasta la fecha.

Aun así, y pese a la positiva evolución a la baja experimentada por los precios de venta de los eléctricos para los compradores de coches de ocasión españoles, “la movilidad cero emisiones es una opción todavía inasequible para gran parte de los ciudadanos. Una situación que mejoraría con unos planes de ayudas más ambiciosos, puesto que, hoy por hoy, los que existen se orientan aún a una minoría. Por eso es importante activar medidas para la compra de vehículos sostenibles y acelerar así la consecución de objetivos de descarbonización”, señalan coches.net y GANVAM.

Aumento de la oferta disponible

El informe Electricar VO 2023 elaborado conjuntamente por GANVAM y coches.net pone igualmente de relieve el paulatino crecimiento de la oferta de vehículos eléctricos en el mercado de segunda mano.

En 2023, la presencia de este tipo de modelos aumentó en un 3% con respecto a la disponibilidad de los mismos durante 2022. La fuerte renovación de las flotas llevada a cabo a inicios del año por los operadores de renting y las empresas alquiladoras propiciaron la llegada al mercado de ocasión español de un mayor número de unidades, siendo mayo, con un incremento del 58%, el mes del año en el que más se notó este aumento de disponibilidad de stock.

Por comunidades, Castilla y León (+30 %) fue la que incrementó su disponibilidad de stock en mayor medida, seguida de Navarra (+28%) y Cantabria (+22%). Por el contrario, Andalucía, Canarias y La Rioja vieron disminuir sustancialmente con respecto a 2022 sus volúmenes de stock disponibles.

Se eleva el número de búsquedas

Como dato especialmente relevante, el informe indica el creciente interés que los consumidores muestran por los vehículos eléctricos en el mercado de ocasión. En 2023, el número de búsquedas de este tipo de vehículos en el marketplace de coches.net se incrementó en un 20%, mientras que el número de personas que contactaron con los ofertantes de estos modelos se elevó en un 57 % durante el pasado mes de diciembre con respecto al mismo mes del año 2022.

En total, las ventas de vehículos eléctricos usados aumentaron un 7% en 2023 en relación a las transferencias realizadas en 2022. 12.545 unidades frente a las casi 12.000 del año anterior. Cifras aún muy bajas si tenemos en cuenta que apenas significan un 0,6% del total de transferencias efectuadas en el mercado de ocasión español durante el año.

Interés por los eléctricos de más de 3 años

Por segmentos de mercado, sólo los vehículos eléctricos con más de 3 años de antigüedad registran incrementos de actividad. Los seminuevos (vehículos de hasta 1 año de antigüedad) caen más de un 8%, mientras que los de 1 a 3 no registran variación alguna con respecto a su actividad en 2022.

Renault y el Zoe, líderes del mercado

En cuanto a las transferencias por modelos, el de mayor volumen es el Renault Zoe, con 1.099 unidades registradas, cifra un 35% inferior a la de su número de operaciones en el mercado del año 2022, pese a lo cual le siguen valiendo para liderar el mercado. Le siguen el Smart ForTwo, con 1.028 unidades, (-4%) y el BW i3, con 730 (-8%). El Top 5 lo completan el Fiat 500, con 658 unidades (-3%), y el Tesla Model 3, con 611 (+67 %).

En el computo interanual, el Renault Mégane E-Tech es el que mayor crecimiento experimenta en sus ventas, pasando de 30 a 380 unidades. La llegada de nuevos modelos comienza a notarse, pues los principales protagonistas del mercado han reducido sus transferencias con respecto al año anterior, mientras que comienza a ampliarse el número de modelos disponibles en oferta cuyas cifras vienen en aumento.

Esta nueva edición del estudio Electricar VO que elaboran conjuntamente GANVAM y coches.net finaliza dedicando especial atención a analizar las tendencias de compra del nuevo año 2024. Así, en cuanto a intención de compra se refiere, el informe muestra el escaso interés que este tipo de tecnología presenta en el mercado de ocasión. Apenas un 20% de los usuarios del marketplace de coches.net estaría interesado en adquirir un VO eléctrico, frente al 80% restante que manifestó no estar en absoluto interesado en este tipo de modelos.

Desinterés por los eléctricos de ocasión

Las razones del desinterés mostrado son múltiples y variadas, siendo las principales la desconfianza que les produce la tecnología eléctrica (23%), la escasa autonomía que aportan los vehículos para su uso (17%) y la imposibilidad de poder instalarse un punto de carga en su vivienda (14%).

El elevado precio con respecto a los modelos diésel o gasolina (13%), la dificultad de encontrar un punto de carga —y que además esté en activo— (9%), la escasez de oferta disponible (6%) y los largos tiempos de recarga de las baterías (4%) también influyen en el escaso interés que despiertan los eléctricos en los compradores de coches de ocasión, quienes aún piensan en un 4% de las ocasiones que estos vehículos conllevan unos gastos de mantenimiento muy elevados.

La mayoría (47%) de los compradores de vehículos eléctricos de ocasión consideran que estos vehículos deberían aportar una autonomía de 400 kilómetros. El 34% pide que los supere mientras que el 19% se conforma con 200 kilómetros. En el caso de los vehículos eléctricos nuevos, la mayoría de compradores ya solicita autonomías superiores a los 600 km (60%), mientras que el 35% considera que con 400 km ya tiene suficiente. Sólo un 5% de compradores de coches eléctricos nuevos aceptaría un vehículo con hasta 200 km de autonomía.

En cuanto al dinero que estaría dispuesto a invertir en su compra, según el estudio el gasto previsto es algo mayor en el caso de la compra de un vehículo nuevo frente al de ocasión. Por el primero estamos dispuestos a pagar un precio medio de 24.600 euros, mientras que en el caso de los eléctricos de ocasión la cifra se reduce a 22.700 euros. Cifras ambas que muestran una amplia brecha con la realidad del mercado, donde el valor medio de un eléctrico nuevo es de 40.000 euros y el del eléctrico de ocasión se cifra en 34.818 euros.

No estamos para esfuerzos económicos

Los autores del informe también preguntaron a los usuarios sobre el esfuerzo económico que estarían dispuestos a realizar para la compra de su vehículo eléctrico. En el caso de adquirir uno de nueva matriculación, la media de exceso en el gasto estaría en los 3.200 euros, mientras que si este fuera de ocasión la cifra se reduce a los 3.070 euros.

Eso sí, lo que realmente tienen claro los consumidores es que a igualdad de precio con un coche de combustión, en el 64% de los casos no apostaría ni aun así por adquirir un eléctrico, siendo tan solo un 38% el que daría el paso adelante y se decantaría por un VE.

Y es que, como dice la cantinela publicitaria de un conocido establecimiento comercial, los consumidores no son tontos. El precio medio de los eléctricos duplica el valor medio de un diésel equivalente en el mercado. Los 34.818 euros de valor medio que tienen los eléctricos en el mercado de segunda mano español resultan muy elevados si tenemos en cuenta que por apenas 17.743 euros de precio medio se puede adquirir un diésel y por 19.999 uno gasolina.

Rediseñar los planes de ayuda a la compra

Una brecha bien amplia que no hace sino poner de manifiesto la importancia que tiene el redefinir los planes de ayuda y las subvenciones para favorecer tanto la transición energética del mercado como rejuvenecer el parque y reducir las emisiones contaminantes. En este sentido, tanto GANVAM como coches.net piden una vez más al Gobierno que repiense los planes en vigor y los mejore tanto para atraer a un mayor número de personas a la movilidad eléctrica como para conseguir los efectos deseados.

No es de recibo que 24 meses después de efectuar la matriculación de un coche nuevo haya compradores que aún no han recibido las ayudas prometidas, del mismo modo que se apunta a la importancia que tendría de cara a la reducción de emisiones y renovación del parque automóvil español el ofrecer ayudas también a los compradores de vehículos usados de hasta cinco años de antigüedad, sean estos o no vehículos eléctricos. Sería mucho más fácil y rápido conseguir el difícil objetivo planteado de tener 5,5 millones de vehículos eléctricos circulando por España en 2030. Objetivo del cual, hoy, estamos tremendamente alejados.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos